Enviar
Despegan obras en el aeropuerto


La noticia de que se llegó a un arreglo entre el Gobierno y los bancos acreedores del proyecto aeroportuario, que evitaría, de ser refrendado por la Contraloría, la rescisión del contrato con Alterra, es alentadora y abre nueva esperanza de que, finalmente, el país se encamine hacia la consecución del aeropuerto que necesita.
La empresa deberá habilitar cuatro salas de espera, cuatro puentes de abordaje y seis puestos de Migración más para el próximo mes de diciembre, entre los compromisos adquiridos, según informó LA REPUBLICA ayer, y eso ya pondría al Juan Santamaría en condiciones un poco más aceptables de funcionamiento aunque no suficientes.
La principal terminal del país, que opera hasta el momento en desventaja y sin posibilidades de competir bien, es la primera imagen que proyectamos al visitante y todos sabemos que la primera impresión cuenta; esa es la puerta de ingreso al paraíso de paz, belleza natural y cordialidad que vienen buscando quienes llegan a pasar vacaciones.
Quienes lo hacen por motivos de negocios o trabajo, con más razón aspiran a no perder tiempo, ser bien atendidos y dirigirse sin atrasos a sus respectivos destinos.
Es necesario vigilar por que estos nuevos plazos se cumplan pero, más allá de eso, se debe planificar y diseñar lo que sigue porque lo logrado, aunque finalmente se realicen los trabajos, no es todo lo que debe hacerse.
El actual acuerdo es un primer paso que debe estar listo a fin de año, pero el plan para la realización de todo lo que falta deberá estar bien diseñado y, aprovechando la experiencia de los problemas que se presentaron desde que la empresa inició operación en el aeropuerto en 2001, prever que no surjan nuevas dificultades.
Es mucho lo que está en juego y las obras de ampliación que faltan por realizar deberían hacerse sin más demoras, de manera que afecten lo menos posible la circulación de pasajeros y aviones.
Por otra parte, debe hacerse una proyección para estimar necesidades futuras de acuerdo con el crecimiento y diseñar lo pertinente de forma que no vuelva a presentarse una crisis en la terminal.
Ver comentarios