Logo La República

Viernes, 21 de enero de 2022



ACCIÓN


Deslumbrante ceremonia

Dinia Vargas dvargas@larepublica.net | Sábado 08 febrero, 2014

El estadio Fisht, que también será sede principal en el Mundial de Rusia 2018, se llenó de color en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014.


Deslumbrante ceremonia

Los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 abrieron con música, color y un llamado a la “no discriminación”

Bajo el manto de historia rusa que fue desde la literatura y cultura, hasta aportaciones tecnológicas al mundo, los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 fueron inaugurados.
Konstantin Ernst, director de la ceremonia, trató de plasmar en el flamante estadio Fisht, que será sede también en el Mundial de Rusia 2018, las singularidades de un país de 17 millones de kilómetros cuadrados y más de 150 etnias.
De la mano de una niña llamada Lubov, que significa amor en ruso, y que a través del tiempo y el espacio se paseó por el devenir de los siglos del país más extenso del mundo.
“He querido acabar con los estereotipos de Rusia: el caviar, las muñecas matrioska, las balalaicas o los osos, queriendo presentar la historia de Rusia bajo los ojos de una niña”, afirmó Ernst antes de la ceremonia.
Dos ex deportistas locales, Irina Rodnina (ganó tres oros olímpicos en patinaje artístico) y Vladislav Tretyak (estrella del equipo de hockey sobre hielo que ganó el título olímpico (1972, 1976 y 1984), fueron los encargados de encender el pebetero luego de recibir la antorcha de manos de la tenista Maria Sharapova.
Un total de 88 países participaron en el acto, en un desfile que abrió como es tradición Grecia y cerrándolo Rusia.

Dinia Vargas y EFE
dvargas@larepublica.net
@dvargasLR






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.