Desilusionado Reino Unido con UE
Enviar
Desilusionado Reino Unido con UE

Alemania está cada vez más preocupada ante el avance del escepticismo respecto del euro en el Reino Unido, dijo un importante aliado del partido de la canciller Angela Merkel.
David McAllister, el primer ministro del estado de Baja Sajonia nacido en Berlín, que también tiene pasaporte británico, hizo sus comentarios menos de 24 horas antes de que el Secretario de Relaciones Exteriores británico William Hague dijera que el descontento de Gran Bretaña con respecto a la Unión Europea se halla en su nivel más alto.
Hague aprovechó un viaje a Alemania ayer para advertir que el gobierno del Reino Unido está dispuesto a vetar el presupuesto de la UE el mes próximo.

“En Alemania estamos preocupados ante el incremento de las posiciones escépticas del Reino Unido con respecto al euro”, dijo McAllister, de 41 años, miembro del consejo ejecutivo del partido de Merkel, el 22 de octubre en una entrevista de Bloomberg Television. “Es muy importante para nosotros en Alemania que Gran Bretaña forme parte de Europa y necesitamos a Gran Bretaña en la Unión Europea”, dijo. “Por eso debemos resolver las cosas”.
Alemania y el Reino Unido negaron esta semana roces respecto de los intentos de preparar el presupuesto de la UE para siete años, en tanto ambos gobiernos se apresuraron a minimizar las tensiones derivadas de sus posiciones cada vez más divergentes respecto de Europa.
Hague subrayó esas diferencias durante su visita a Berlín, diciendo que si bien Alemania está preocupada por el euro, Gran Bretaña “nunca se unirá” a la moneda europea única.
Instando a “cierto respeto mutuo”, Hague dijo que el Reino Unido siente “mucha comprensión por las cargas que sobrelleva Alemania” combatiendo la crisis de la eurozona integrada por 17 países.
“No debemos culparlos por tener problemas en el euro”, dijo a un pequeño grupo de periodistas en la Embajada del Reino Unido en Berlín. “Y ellos no deben culparnos por tomar la decisión correcta de no estar en el euro”.
Para los británicos, el foco del oprobio es Bruselas, en la medida que el Reino Unido experimenta “la desilusión más profunda” hasta ahora con la UE, dijo Hague.
En tanto está prevista una cumbre de la UE el mes próximo que deberá tratar de establecer un acuerdo del bloque de 27 países sobre el presupuesto 2014-2020, el gobierno del Reino Unido insiste en un congelamiento total del gasto.
“No quiero cuantificar la disposición a emplear el veto”, dijo Hague. “Pero sí, estamos dispuestos a utilizarlo si es necesario”.
El primer ministro David Cameron prometió renegociar la relación de Gran Bretaña con la UE en una serie de áreas de política. En octubre del año pasado, 81 miembros de su Partido Conservador respaldaron una moción que reclamaba un referéndum relativo a la continuación de Gran Bretaña como miembro del bloque.
La secretaria de Interior Theresa May dijo el 15 de octubre que Gran Bretaña quiere optar por no acogerse a más de 130 facultades de la UE en las áreas de policía y justicia.
Al mismo tiempo, Alemania ha seguido impulsando propuestas con el fin de otorgar más facultades a la UE para intervenir en los presupuestos nacionales como una manera de resolver la crisis de la deuda en al eurozona.
“La respuesta alemana a la crisis es que necesitamos más Europa y no menos Europa”, dijo McAllister, mencionando las medidas destinadas a una política más común en el mercado de trabajo, los mercados financieros y la economía.
“Por eso Alemania está a favor de trabajar más en conjunto, especialmente con respecto a los 17 Estados con el euro”, dijo. No obstante, “aunque Gran Bretaña no está dispuesta a introducir el euro, algo que respetamos totalmente, la necesitamos de todos modos en la UE”.

Bloomberg

Ver comentarios