Enviar
Estructuras a restauración luego de décadas de abandono
Desempolvado plan para reparar puentes

Empresarios exigen apurar obras ante crisis en infraestructura
Luego de varias décadas en abandono, los puentes del país volverán a recibir mantenimiento.
Solo que la poca velocidad con que avanza el plan inquieta a los sectores relacionados con la construcción.
El mal estado que sufren varias estructuras es uno de los principales problemas que aquejan al país.
De no atenderse pronto se corre el riesgo de una nueva tragedia como la que sucedió en Turrubares, en 2009, tras el colapso de un viejo puente.
Con el programa de rehabilitación se promete atender 160 estructuras con una inversión de $120 millones.
Actualmente hay 34 puentes en reparación; de estos solo dos están en vías principales.
La promesa es reparar el resto en lo que queda de este gobierno, dijo María Lorena López, viceministra de Infraestructura.
Pero el sentir de los empresarios es que el Gobierno debería apurar el paso en la intervención de los puentes.
El no mejorar los puentes es el principal yerro del Gobierno hasta ahora, opinó Ricardo Castro, presidente de la Cámara de la Construcción.
El temor se cimienta en un diagnóstico sobre el estado de los puentes elaborado en 2007 por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), en el cual se alerta sobre el grave deterioro que sufren.
Los daños van desde grietas en la losa asfáltica hasta fallas en las bases que sostienen las pesadas estructuras.
La poca inversión que se dio a los puentes en las últimas cinco décadas es la causa de los daños que sufren, hallaron los japoneses.
Ello a pesar de que durante todo ese tiempo han sufrido los embates de terremotos, sedimentación y el aumento de la flota de vehículos pesados por el cierre del tren de carga.
Varias de esas causas provocaron el colapso del viejo puente de hamaca sobre el río Tárcoles, en la vía a Turrubares, en octubre de 2009, donde murieron cinco personas.
Precisamente el puente del camino hacia Turrubares es uno de los primeros que salieron a concurso para su reparación.
Ahí se sustituye el viejo puente que colapsó por uno nuevo, de concreto, en el cual se invierten $2 millones.
Además se trabaja en la rehabilitación de los puentes sobre los ríos Aranjuez y Abangares, en la ruta a Guanacaste. En ellos se invierten $3 millones.
Tres puentes más ubicados en vías principales ya recibieron orden de inicio y un número igual ya cuenta con el aval de la Contraloría.
Otros 40 puentes menores que presentan daño y alta vulnerabilidad se unen a la lista de obras prioritarias.
A ello se le suma la ampliación a cuatro vías de 19 estructuras situadas en la ruta entre Cañas y Liberia, que también irá a cuatro carriles.
Además queda previsto y financiado llevar a cuatro carriles otras diez estructuras ubicadas en el tramo Barranca-Cañas.
Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios