Enviar

“Durante los próximos 15 años tendremos que crear 600 millones de puestos de trabajo para mantener la tasa de empleo a nivel constante” afirma el Reporte titulado TowardSolutionsforYouthEmployment: A 2015 BaselineReport (En busca de soluciones para el empleo juvenil: Reporte de Línea Base 2015).

“Para ello necesitamos dotar a los jóvenes con la educación y las habilidades necesarias para acceder al mercado laboral actual, por lo que se requiere ampliar el acceso a una educación de calidad, basándose en la experiencia técnica y dando importancia a las habilidades sociales y emocionales o no cognitivas, tales como la toma de decisiones responsables, de adaptación de resolución de problemas, liderazgo y trabajo en equipo”.

Según el Banco Mundial, un tercio de los 1.800 millones de jóvenes que hoy habitan el planeta, no trabaja, no estudia ni participa en ningún programa de formación. De los mil millones que buscarán entrar en el mercado laboral en la próxima década, sólo un 40% logrará encontrar un empleo disponible, mientras que en esos 10 años la economía mundial tendrá que crear cinco millones de puestos de trabajo pormes, sólo para mantener las tasas actuales.

La coalición denominada Soluciones para el empleo de los jóvenes (S4YE),autora del mencionado Reporte, fue convocada por el Banco Mundial. En ella participan entidades como Plan Internacional, Fundación Internacional de la Juventud (IYF), Youth Business International (YBI), RAND, Accenture y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Sus líderes afirman que, aún cuando las realidades son distintas en cada Región,en todas partes del mundo los retos son similares, y las consecuencias también. Un ambiente de frustración, inactividad y carencia de oportunidades para los jóvenes, rápidamente se convierte en caldo de cultivo para la vagancia, el crimen,la violencia, la enfermedad, y la delincuencia.

Como una forma de contener el problema, la S4YE propone desarrollar acciones en cuatro ejes:

  • Aprovechar las oportunidades de la era digital: enfocar la formación de los jóvenes en temas ligados a la tecnología y la ciencia. La capacidad innata de las nuevas generaciones para entender y participar de la era digital, debe aprovecharse para convertirla en destrezas que les aseguren un ingreso positivo al mercado laboral, en condiciones dignas.
  • Compensar el déficit de competencias: además de acceso a la formación técnica, es necesario desarrollar en los jóvenes las habilidades blandas. Esta podría contribuir a cerrar las enormes brechas educativas que hoy excluyen a millones, especialmente a las mujeres ylas poblaciones en situación de marginalidad y pobreza.
  • Promoveriniciativas empresariales y trabajo por cuenta propia: El empleo formal ya no es capaz de absorber la demanda de incorporación al mercado laboral. Es necesario potenciar la energía y creatividad de los jóvenes mediante iniciativas que fomenten el emprendedurismo y el auto-empleo.
  • Garantizar empleos de calidad: los indicadores agregados de muchos países, esconden las disparidades en materia de calidad del trabajo. Es necesario mejorar las mediciones, a fin de procurar que la generación de empleo, venga aparejada de condiciones laborales dignas.

“Los jóvenes de hoy no podrán escapar de la pobreza para 2030, si no encuentran alguna forma de incorporación al mercado laboral” sostiene el Informe del la S4YE. Por eso esta coalición de organizaciones se ha comprometido promover el acceso de 150 millones jóvenes al mercado de trabajo, en la próxima década.

Compartimos con la S4YE su Visión de un mundo donde los jóvenes trabajadores,debidamente capacitados y en condiciones de igualdad, sean capaces de guiarnos hacia la prosperidad global.


Ver comentarios