Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Desempleo en EE.UU. trepó al 8,5%

| Sábado 04 abril, 2009



Desempleo en EE.UU. trepó al 8,5%


Washington- La tasa de desempleo en Estados Unidos en marzo trepó al máximo nivel desde 1983 y la economía perdió más de 650 mil empleos por cuarto mes consecutivo, señal de que más reducciones en el gasto podrían demorar una recuperación.
La tasa de desempleo aumentó al 8,5%, como se había previsto, del 8,1% en febrero, dijo el viernes en Washington el Departamento de Trabajo. Los empleadores despidieron a 663 mil trabajadores, con lo cual las pérdidas totales desde que comenzó la recesión se elevaron a 5,1 millones, la mayor contracción en la era de posguerra.
La desaparición de empleos y la paga menguante significan que la promesa del presidente Barack Obama de crear o salvar 3,5 millones de empleos mediante reducciones impositivas y gasto gubernamental puede ser insuficiente para revivir la mayor economía del mundo. El presidente de la Reserva Federal, Ben S. Bernanke, ha admitido que la tasa de desempleo podría superar el 10% de empeorar las circunstancias.
“El mercado laboral ha empeorado”, dijo antes del informe Conrad DeQuadros, economista primero de RDQ Economics LLC en Nueva York. “Las condiciones débiles del mercado laboral harán que el gasto del consumidor sea débil durante la mayor parte de 2009”.
Los despidos se han estado propagando de productores fabriles como Johnson Controls Inc. y Dana Holding Corp. a proveedores de servicios como International Business Machines Corp. e incluso al Servicio Postal de Estados Unidos.
Las revisiones sustrajeron 86 mil trabajadores de las plantillas de enero, en tanto la caída de 651 mil de febrero no fue revisada.
La última vez que la tasa de desempleo fue de 8,5% fue en noviembre de 1983, cuando la economía se estaba recuperando de la recesión de 1981-82, que elevó la tasa a casi un 11%. El entonces presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker, aumentó los tipos de interés para contener el disparo de la inflación tras la crisis del petróleo de la década de los setenta.
Se esperaba que las plantillas se achicaran en 660 mil puestos de trabajo, según la mediana de pronósticos de 80 economistas encuestados por Bloomberg News. Los cálculos iban de 525 mil a 750 mil despidos.
Los pronósticos de la tasa de desempleo oscilaban entre 8,2% y 8,7%.
El informe del viernes mostró que el personal de fábricas se redujo en 161 mil tras una caída de 169 mil el mes previo. Los economistas pronosticaron una mengua de 160 mil. La disminución incluyó una pérdida de 17.500 empleos en las industrias automovilística y de repuestos.
El bajón fabril que comenzó hace más de un año puede intensificarse si General Motors Corp. se ve forzada a quebrar, dijeron los economistas. Pueden perderse hasta 1 millón de empleos adicionales de automovilísticas y el desempleo treparía a 11%, dijo Joseph LaVorgna, economista jefe para Estados Unidos de Deutsche Bank Securities en Nueva York.
La contracción de los fabricantes de autos ya ha repercutido por toda la industria. Johnson Controls, fabricante de interiores y baterías de autos, dijo el mes pasado que cerrará 10 fábricas y eliminará unos 4 mil empleos. Dana, fabricante de ejes de camiones que salió de la quiebra en 2008, dijo que aumentará los despidos a 5.800 este año, 800 más de lo anunciado previamente.
“Estamos tomando las medidas difíciles necesarias para sobrevivir”, dijo el máximo responsable ejecutivo de Dana, John Devine, en un comunicado del 16 de marzo.