Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Desempleo en EE.UU. sube a un 8,1%

| Sábado 07 marzo, 2009



Desempleo en EE.UU. sube a un 8,1%


Washington - La tasa de desempleo de Estados Unidos saltó en febrero a un 8,1%, el nivel más alto en más de un cuarto de siglo, aumento que probablemente lleve a más estadounidenses a la quiebra e imponga más reducciones del gasto del consumidor.
Las empresas eliminaron 651 mil puestos de trabajo, el tercer mes consecutivo en que la cantidad ha superado 600 mil, primera vez que ello sucede desde que se empezaron a llevar las estadísticas en 1939, según el informe emitido el viernes por el Departamento de Trabajo en Washington.
El informe indica que la economía está en peor forma de lo que se había calculado y que es posible que se necesiten más medidas federales para frenar lo que puede que llegue a ser la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. La tasa de desempleo ha llegado ya al nivel que el Gobierno del presidente Barack Obama predecía como un promedio para el conjunto del año.
“La economía en general padecerá esta recesión un poco más de tiempo de lo que se esperaba”, dijo John Silvia, economista jefe de Wachovia Corp., entidad bancaria con sede en Charlotte, estado de Carolina del Norte, en una entrevista con Bloomberg Television.
Si bien el plan federal de estímulo de $787 mil millones tiene por meta crear o salvar 3,5 millones de empleos, el informe de el viernes mostró que Estados Unidos ha perdido ya 4,4 millones de puestos de trabajo desde diciembre del 2007, y se esperan más despidos. El derrumbe de la demanda mundial ha hecho que las empresas, desde General Motors Corp. hasta Sears Holdings Corp., aceleren los despidos.
“La magnitud de estas pérdidas indica que probablemente hagan falta medidas adicionales”, dijo la congresista Carolyn Maloney, presidenta de la Comisión Económica Conjunta del Congreso, en un comunicado tras emitirse el informe. “Según el desempleo siga aumentando, nuestra crisis de ejecuciones hipotecarias no hará sino empeorar”.
Más de 103 mil individuos y compañías se declararon en quiebra en febrero, según un informe privado emitido esta semana. En el cuarto trimestre del año pasado, la destrucción de patrimonios familiares en Estados Unidos dejó a unos 8,3 millones de estadounidenses debiendo más en sus hipotecas de lo valían sus propiedades, de acuerdo a otras estadísticas.
Con la revisión de las nóminas salariales en enero y diciembre se eliminaron otros 161 mil puestos de trabajo en las estadísticas del Gobierno. El descenso de enero se corrigió a 655 mil y el de diciembre, a 681 mil, el mayor descenso desde el mes de octubre de 1949.
Se esperaba que las nóminas se redujeran por 650 mil puestos de trabajo, según la mediana de los pronósticos de 80 economistas sondeados por Bloomberg News. En cuanto a la tasa de desempleo, se esperaba que subiera a un 7,9%. Los pronósticos variaron entre un 7,8% y un 8,1%.
El informe de el viernes mostró que las fábricas despidieron a 168 mil trabajadores en febrero, después de eliminar 257 mil puestos de trabajo el mes previo. Los economistas pronosticaban una caída de 200 mil. Entre los despidos hubo 25.300 en compañías que fabrican maquinaria y 27.500 en fabricantes de productos metálicos.
Los fabricantes de automóviles, cuyo sector es un elemento central del bajón industrial, siguieron eliminando empleos y bajando los gastos para evitar la quiebra. General Motors dijo el mes pasado que eliminaría 47 mil empleos más en todo el mundo, y Chrysler LLC anunció 3 mil despidos más.
También tienen graves dificultades los productores de piezas de repuesto de automóviles. Timken Co., empresa de Canton, estado de Ohio, que abastece de cojinetes a los cinco mayores fabricantes de autos del mundo, dijo el 2 de marzo que eliminaría hasta 400 empleos asalariados este año.