Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 1 Marzo, 2016

Pareciera ser que a Carmelita no lo salva ni el médico chino.
¿Qué habrá sucedido a lo interno del club para que Guilherme Farinha abandonara la dirección técnica, cuando el equipo transitaba mejores rumbos?
En los clubes pequeños nunca hay respuestas para estas determinaciones y tampoco, los periodistas deportivos las buscamos, como sí corremos a averiguar por qué a uno de los jugadores de “los grandes” se le hinchó el dedo gordo del pie izquierdo cuando quedó pegado en el zacate sintético.
Desde que el carismático técnico lusitano dejó a los carmelos y de eso hace un “ratillo”, el club de la barriada manuda se vino a pique y hoy está en ruta directa a la segunda división sin rival a la vista para tan deplorable sendero.
Paradójicamente, casi al mismo tiempo que se anuncia lo que a don Carlos “Cañón” González le hubiera dado uno de los gustos más grandes de su vida, la construcción del estadio propio de Carmelita, su primer equipo se derrumba como castillo de naipes en la máxima categoría y suma 11 partidos sin ganar, más las derrotas y empates que acumuló en el cierre del Invierno. Personalmente perdimos la cuenta desde cuándo Carmelita no gana un partido.
Será que la gran amistad que nos une con Daniel Casas nos jugó una mala pasada, pero cuando lo nombraron técnico de Carmelita para arrancar el Verano, inmediatamente opinamos que este equipo con Daniel, no descendería. Estábamos seguros de que los conocimientos tácticos, la honestidad y responsabilidad que el charrúa aporta a los equipos que entrena, les permitiría a los carmelos instalarse en la zona baja de la clasificación sin peligro al descenso. Nuestro candidato era Liberia.
Daniel entrenó a Carmelita diez juegos y no ganó ninguno. Lo cesaron y nombraron a Vinicio Alvarado. Resignado, el uruguayo dijo que “otros se llevarían las flores porque él tenía a Carmelita bien trabajado y que venían ocho juegos como locales con margen para salir del sótano”.
Antes había dicho que si él descendía con Carmelita, lo dirigía en segunda división sin cobrar salario hasta regresarlo a la máxima categoría. El domingo, Carmelita fue aplastado por Santos 5-0 y queda la enorme interrogante, si esa goleada no fue consecuencia de la salida de Casas en un momento en que Carmelita venía de empatar con Uruguay en su última salida y presagiaba mejores vientos.
¡Vaya usted a saber!