Enviar
Jueves 6 Marzo, 2014

Para evitar tanta burla, los asesores de los políticos deberían aspirar, como prioridad, a que los potenciales presidentes se ganen la credibilidad del pueblo


¿Desconocimiento o manipulación?: ambas

Por interés profesional, por cultura general o simplemente por inercia porque los medios de comunicación obligan a la población a desayunar-almorzar-cenar política (estemos o no en época electoral), en la coyuntura particular de los primeros meses de este año, prácticamente todos los días se entera uno de una ocurrencia diferente que definitivamente causaría mucho ridículo al potencial presidente de Costa Rica, si los cuestionáramos “más y mejor” y tuvieran que justificar analítica y técnicamente sus posiciones.
A inicios de esta semana, entre la diputada electa más joven del Partido Liberación Nacional, a la cual el candidato de ese partido tuvo que salir a defender aduciendo que “aprenderá” gracias a sus “intenciones” y “voluntad”.
Por si eso no fuera poco, con el mismo Araya afirmando que la devaluación del colón es “culpa” del PAC por el ruido que le ha impreso al riesgo país (mismo al que prestan especial atención los inversores externos y que los ha llevado, bajo las premisas del PLN, a disminuir los flujos monetarios hacia Costa Rica, con lo que ahora la oferta de dólares no alcanza para cubrir la demanda de esta divisa, desencadenando el alza del valor de la moneda extranjera)...
Debo aceptar que inicié la semana con “vergüenza ajena”, pero también enojo por la manipulación que descaradamente nos imprimen a los ciudadanos.
Para evitar tanta burla, los asesores de los políticos deberían aspirar, como prioridad, a que los potenciales presidentes se ganen la credibilidad del pueblo.
Alguien debería asegurarse, como mínimo, que los temas de actualidad y de alto impacto económico y financiero (como lo son los movimientos en el tipo de cambio) sean comprendidos por estos señores; no solo porque uno de ellos será nuestro representante en las reuniones más importantes del orbe, sino porque existe también una responsabilidad social de educar a la población y no de “vernos la cara...” al hacernos creer cosas que no tienen razón de ser desde el criterio técnico (mismo que debería sobreponerse al político).
Para ser sincera, escasos días atrás creía que el BCCR estaba manipulando el tipo de cambio vía expectativas (basado en razones que no se sostienen si se hila fino) y las compras del SPNB, con el objetivo de satisfacer las demandas de los exportadores para que estos prefirieran nuevamente un gobierno liberacionista.
Lo que no me esperaba, es que la “apuesta” fuera doble, ya que además pretenden ganarse la simpatía de importadores y resto de población (las partes afectadas de esta historia), vendiéndoles la idea de que la devaluación abrupta que el colón ha tenido en tan poco tiempo, es culpa del PAC.
En lugar de tener solo un minuto para responder en un debate (en un minuto cualquiera habla bonito), debería retarse a los dos equipos políticos a justificar sus planes adornados de “qués”, para empezar a responder “cómos” y “porqués”... aunque quizá este ejercicio solo desencadenaría más burlas y garantizaría nuevamente el gane de la fuerza abstencionista.

[email protected]