Enviar

Muchas veces andamos por la vida agitados corriendo entre reuniones, informes, tareas que vamos tachando conforme pasa el día, hasta que de repente nos damos cuenta de que no tuvimos chance ni de ir al baño, nos brincamos algunas comidas y llegamos a casa con más trabajo, a hacer quehaceres e incluso los fines de semana con mandados, labores domésticas, compras y actividades sociales, hasta que llega el momento en que alguna enfermedad nos hace colapsar.

¿Qué sucede? Que damos demasiada importancia a todo, menos al descanso. ¿Por qué es tan importante descansar? Dos razones de peso:

1. El descansar nos pone de buen humor: Cuando uno duerme profundamente sin interrupciones, es mucho más probable amanecer de buenas. Nada más terrible que estar trasnochado y escuchar que alguien nos despierta. Odiamos el despertador y básicamente empezamos con el pie izquierdo.

2. El descanso ayuda al cuerpo a tener mejor rendimiento deportivo, laboral y académico: Nunca será igual hacer ejercicio descansado que hacerlo estando agotado por falta de sueño.  Por razones obvias el deporte y la fiesta no van de la mano. El precio de dormir mal, pasa su factura cuando se está entrenando, estudiando o trabajando. Quien descansa mejor siempre tendrá puntos a favor para ir delante de la competencia.

Cómo descansar más y mejor:

1. Desconéctese de dispositivos móviles desde temprano y use la tecnología para que le recuerde la hora adecuada para dormir.

2. Trate de comer ligero en la noche, sin azúcar y con poca grasa y ojalá un par de horas antes de acostarse.

3. Apague el TV y lea algún libro (impreso, no en tablets ni móviles para evitar distracciones de notificaciones de redes sociales y conversaciones de chats que van atrasando su hora de dormir)

4. Busque un espacio para relajarse, meditar, rezar o al menos respirar conscientemente antes de dormir.

5. Otras recomendaciones son: aromaterapia de lavanda para bajar ansiedad, tomar té de tilo, escuchar música relajante, no hacer ejercicio demasiado tarde (acelera el metabolismo) o un masaje relajante.  Nos lo merecemos. ¡Feliz Día del Trabajador!.

Ver comentarios