Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Descansa la “Pantera Negra”

EFE | Lunes 06 enero, 2014

Eusebio murió y el mundo del balón reaccionó de inmediato con todo tipo de manifestaciones de Eusebio murió y el mundo del balón reaccionó de inmediato con todo tipo de manifestaciones de duelo. Nicolás Asfouri-AFP/La República. Nicolás Asfouri-AFP/La República


Descansa la “Pantera Negra”

Murió Eusebio, el mayor símbolo del fútbol portugués

Eusébio da Silva Ferreira, considerado en Portugal el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos, murió a los 71 años por una parada cardiorrespiratoria, informó el Benfica, club del que fue jugador.
Conocido como la “Pantera Negra”, el futbolista había sufrido diversos problemas de salud desde el verano de 2012, cuando fue internado por un derrame cerebral mientras acompañaba a la selección lusa en la Eurocopa en Polonia.
Nacido en 1942 en la antigua colonia portuguesa de Mozambique, Eusebio se convirtió en el mayor símbolo del fútbol portugués, con el que conquistó el mayor éxito de su selección, el tercer puesto en el Mundial de Inglaterra 66, en el que fue el máximo goleador, con nueve tantos.
En Portugal comenzó su trayectoria en el Benfica, donde fue contratado en 1960 y para el que jugó en el equipo principal desde los 19 años.
A lo largo de su carrera, ganó 12 Ligas lusas, cinco Copas de Portugal y la Copa de los Campeones Europeos en la temporada 1961-1962, en la que el club luso derrotó por 5-3 al Real Madrid de Di Stéfano, Puskas y Gento en la final de Ámsterdam..
También fue galardonado con el Balón de Oro que concede la revista francesa 'France Football' en 1965, y quedó en segunda posición en la votación final en otras dos ocasiones (1962-66).
Su nombre será recordado como una leyenda mundial del fútbol y el símbolo del fútbol portugués, donde se ganó el nombre de la “Pantera Negra”, por su estilo felino, de juego explosivo y rápido.
Con la selección, Eusebio se estrenó en octubre de 1961 con un gol en una derrota de Portugal frente a Luxemburgo y en su carrera alcanzó 64 participaciones con 41 goles.
El delantero luso calificó el partido de semifinales del Mundial del 66 ante el conjunto anfitrión como el más “triste” de su vida y siempre recuerda las lágrimas que derramó tras el pitido final.
La semifinal, disputada en el estadio de Wembley, se decidió con goles de dos de los mejores jugadores del torneo. El inglés Bobby Charlton marcó dos goles, mientras que Eusebio solo pudo anotar uno para Portugal.

Lisboa/EFE