Desarrollo vertical ayudará a repoblar la capital
Enviar

La construcción vertical se ha desarrollado de forma positiva y su dinamismo también parece marcar la diferencia en el mercado, ya que los proyectos residenciales y corporativos van en aumento, especialmente en la capital.

A pesar de que el mercado residencial tradicionalmente se caracterizó por viviendas horizontales, el auge de casas y apartamentos verticales dentro de San José es una tendencia real y una posible solución para repoblar el casco central.

Los proyectos habitacionales con una mayor concentración de metros cuadrados, es decir, obras hechas en altura, tuvo un crecimiento del 10% con respecto al año anterior, de acuerdo con el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica (CFIA).

Asimismo, San José es una de las provincias que continúan dinamizando el sector construcción, con más de 2 millones de metros cuadrados construidos a octubre de 2016. La mayoría de proyectos nuevos se dedicó al nicho de torres de apartamentos.

Sin embargo, en lugares un poco más alejados del casco central también hay opciones atractivas para los consumidores ticos. Tal es el caso del desarrollo inmobiliario 203 Guachipelín ubicado en Escazú, que consta de diez pisos con 75 apartamentos de dos y tres habitaciones, desde los 102 m2 hasta 255 m2.

AMBICIOSOS E INNOVADORES PROYECTOS
Ante la competencia de ofertas en el mercado, los desarrolladores han creado innovadores conceptos para promocionar sus proyectos, áreas mixtas, amenidades inusuales, edificios enfocados en nichos como el deportivo y de adultos mayores, entre otros, forman parte de las estrategias.

Uno de estos proyectos ambiciosos es Urbn Escalante, desarrollado por Core Developments; diseñado para vivir la experiencia de la ciudad y la variedad gastronómica del conocido Barrio Escalante. Este proyecto cuenta con cine, biblioteca de objetos, área de mascotas y parqueo para bicicletas.

En un desarrollo vertical se le saca más rentabilidad al terreno, en cambio en un proyecto horizontal se necesita mucho más espacio para crear algo parecido. Por esto la construcción vertical se convierte en la mejor manera de repoblar la capital.

“Si usted paga mil dólares el metro para hacer algo que permita construir solamente dos pisos no es buen negocio”, afirmó Ignacio Esquivel, gerente comercial de Eurocenter.