Logo La República

Miércoles, 16 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


¿Desafían los técnicos nacionales a los periodistas?

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 06 marzo, 2019

Michael Barrantes sigue jugando de defensa central.

Personalmente, me agrada conocer qué opina la gente sobre mi trabajo como periodista. Acepto la crítica constructiva, sonrío con la negativa, corrijo las llamadas de atención acertadas y aumento mi ego con los apoyos, concordancias y felicitaciones.

Cuando asisto al cine, al teatro o a algún espectáculo musical, me agrada repasar las críticas de los expertos sobre los eventos.

Curiosamente, el 90% de los directores técnicos nacionales, no tiene la misma costumbre.

No leen, escuchan ni observan, nada referido a sus trabajos; así lo expresan y se vanaglorian de ello a cada rato. No escuchan programas deportivos, no miran la televisión y mucho menos se ponen a leer un periódico. Bueno… eso dicen ellos.

Quizá por eso, y lo escribo ingenuamente, nosotros, los ignorantes profesionales de la comunicación deportiva, hacemos señalamientos, cuestionamientos, jugamos de estrategas y opinamos de esto y de lo otro y por lo actuado, a nuestros técnicos, esos comentarios les valen un comino.

El pasado fin de semana quedó demostrado y con creces.

Los ignorantes comentaristas, “jala mecates” o periodistas deportivos, dijimos que Omar Arellano no es defensa izquierdo, que por ubicarlo en una posición que no es la suya, Herediano le regaló dos goles al Atlanta United, pero viene el juego del Team frente a Grecia, y don Jafet Soto nos presenta a don Omar de nuevo como defensa izquierdo.

¡Al carajo la prensa, aquí mando yo!

Y Walter Centeno, se da el tupé de repetir frente a Carmelita, la misma formación que cayó estrepitosamente ante los Tigres.

“Los defensas laterales, Blanco y Hernández son muy frágiles, no marcan”, dijimos los ingenuos periodistas.

“Michael Barrantes no es defensa central”, agregamos los inútiles del gremio. “Deben jugar Cabral y Medina”, dijo otro por ahí.

¡Qué va!

Llega el juego del Saprissa frente a Carmelita y don Paté, manda a la basura las opiniones de los periodistas y repite su formación, esa que destrozaron los felinos.

¿Podemos considerar esto como una lucha de poder o una actitud desafiante, de los directores técnicos hacia los periodistas deportivos?

Siento que no, nosotros no somos tan importantes y no es nuestra misión estar construyendo alineaciones.

Sí debe preocupar en cambio, que este desinterés de los técnicos por el estudio, la lectura y la asimilación de la crítica, forme parte de sus extensos equipajes de limitaciones académicas.

[email protected]








© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.