Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Derrota de Liberación sacude a partido

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 04 mayo, 2011



Dirigentes cuestionan labor de Ministro de la Presidencia, ex presidente del Congreso y jefa de fracción para amarrar votos
Derrota de Liberación sacude a partido
Fallida designación de Villanueva como presidente del Parlamento, habría unido a la oposición y acabado con las posibilidades

La pérdida de la presidencia de la Asamblea el lunes anterior, hizo que una lluvia de críticas provenientes de dirigentes de Liberación Nacional (PLN), cayera ayer sobre los responsables de amarrar los votos que permitirían a los verdiblancos conservar la dirección del Congreso.
Falta de “olfato”, “torpeza” y “error histórico”, fueron algunos de los calificativos utilizados por los dirigentes, para referirse a las jornadas legislativas que finalizaron con la pérdida de la presidencia del Parlamento y de todos los puestos del directorio, una situación que no le pasaba a un gobierno desde hace más de 40 años.
Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia; Luis Gerardo Villanueva, ex presidente del Congreso, y Viviana Martín, jefa de fracción, fueron señalados.
La pérdida del control legislativo deja al Gobierno en desventaja, ya que al copar los puestos del directorio, el bloque opositor autodenominado “Alianza por Costa Rica”, tiene la potestad de dirigir el debate del Congreso, acelerar o frenar el conocimiento de leyes, repartirse los puestos en las comisiones y dictar resoluciones.
“Cuando no se obtienen los 29 votos necesarios, es porque se fracasó en lograr en la negociación durante todo un año. No se establecieron puentes de confianza en un terreno de pluralismo político. Si usted no ve eso, con las prácticas tradicionales de la política nacional, jamás se iba a ganar. Todos los protagonistas de la negociación, son los responsables”, expresó Alejandra Méndez, ex subsecretaria del PLN y delegada nacional.
Entre el domingo y el lunes, el Congreso sesionó con el objeto de nombrar al presidente de la Asamblea, puesto que recayó al final en Juan Carlos Mendoza, de Acción Ciudadana.
Durante las sesiones, el bloque opositor se quejó de la utilización de un supuesto mecanismo anormal para llevar a cabo la votación, razón por la cual, cuando ya este proceso había iniciado, 30 diputados de la Alianza salieron del Plenario por una puerta lateral.
Los verdiblancos siguieron votando, a pesar de que no había quórum y con tan solo 26 legisladores, reeligieron a Villanueva; sin embargo, ante las críticas de la oposición, el PLN no tuvo más remedio que renunciar al nombramiento.
El lunes anterior, tras fuertes críticas y una sesión sin precedentes, Villanueva anunció que su bancada no presentaría ningún candidato al directorio.
El nombramiento fallido fue el peor error de la bancada liberacionista, ya que fue percibido como una elección espuria, que unió a la oposición aún más.
“No íbamos a lograr nada con una elección cuestionada como esa, ya que el país necesita un Poder Legislativo fuerte. Con ese error de la fracción, posiblemente la gente del bloque opositor que supuestamente iba a votar por el PLN de manera secreta, cambió de opinión y terminó por unir a la oposición”, indicó Sonia Picado, ex diputada verdiblanca.
Sobre este tema, Johnny Araya, eventual precandidato del PLN, manifestó que para los intereses del país y del partido, es fundamental que a este gobierno le vaya bien.
En ese sentido, indicó que espera que el bloque opositor conformado por cinco partidos, pueda llegar a grandes acuerdos con el Gobierno y de esta forma, impulsar una agenda país.
“La división interna en la bancada del PLN le dio fuerza al proyecto de la oposición. Esperemos que surjan acuerdos y no haya más divisiones”, expresó Araya.
También se trató de conversar con otros precandidatos Rodrigo Arias y Antonio Alvarez, pero al cierre de edición, no se logró.
Mientras tanto, Bernal Jiménez, presidente verdiblanco, indicó que lo actuado por la fracción de continuar con la votación fue lo correcto, ya que este es un acto que no se puede interrumpir, a pesar de que los opositores salieron del Plenario violentando el reglamento legislativo.
No obstante, reconoció que no era prudente que Villanueva se mantuviera en el cargo por razones políticas y de la institucionalidad costarricense. Indicó que ahora, lo que corresponde es pasar la página, ya que “no es una tragedia”.
Mientras tanto, el Ministro de la Presidencia y Laura Chinchilla, presidenta de la República, negaron que se hayan cometido errores; sin embargo, indicaron que ahora se llevará a cabo un análisis de la estrategia a seguir y manifestaron su disposición al diálogo.
Se trato de conocer la versión de Viviana Martín, pero no devolvió el mensaje que se dejó con su asesor de prensa ayer por la tarde.

Esteban Arrieta
[email protected]