Enviar
Deporte requiere mano fuerte
Nuevo ministro Carlos Ricardo Benavides cuestiona el rol que ha venido jugando el Estado, y habla de decisiones que “no van a gustarles a todos”

Mayor compromiso estatal y la toma de decisiones que no necesariamente serán del agrado de todos, son dos aspectos que el nuevo ministro del Deporte, Carlos Ricardo Benavides, analizó en entrevista con LA REPUBLICA.
Benavides, ministro de Turismo en la actual administración, asumió hace pocos días y en forma interina el cargo de ministro del Deporte.
Para el nuevo Ministro el rol que ha venido jugando el Estado, ha sido importante pero débil. “No se trata de repartir poquititos y desentenderse, sino de velar por el uso y destino del aporte estatal en el deporte”, afirmó Benavides, agregando que el Ministerio del Deporte y otras acciones no serán suficientes si el Estado no dedica más recursos en la formación y desarrollo de nuestros atletas.
Carlos Ricardo se autodenomina como un no partidario del consenso y asegura que la intervención estatal tiene que ser clara y decidida.
“Dentro de mi perspectiva el consenso es la negación del liderazgo, las decisiones tienen que tomarse después de dialogar y en materia de deporte habrá algunas que no necesariamente les gusten a todos”, aseguró el Ministro, agregando que en nuestro país, en diferentes ámbitos se dan discusiones interminables en las que todos tienen algo que objetar.
“Hay que tomar decisiones finales y estoy seguro que algunas que tomaremos en el futuro no les van a gustar a todos los actores, entonces prefiero ir diciéndolo con trasparencia”.
Sobre el tema del nuevo Estadio Nacional dijo que existen muchas expectativas pero se han creado dudas por graves problemas de comunicación.
“Hay principios que son innegociables. Ese es un bien público y su administración es del gobierno que representa los intereses de todos los costarricenses”. Agregó que si bien hay actividades comerciales deben estar en manos privadas, se harán bajo una rectoría que le corresponde exclusivamente al gobierno y que exigirá total transparencia en todo lo que le muestren.
“Quiero conocer todo con la transparencia que se requiere y en el momento que encuentre una negativa o cositas ocultas voy a exigir que ‘se abran los libros’, para decirlo de una manera figurada”.
Benavides manifestó que no quiere sonar amenazante, pero que sí se sienta que ahora habrá un compromiso mayor y un seguimiento más cuidadoso por parte del Estado.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios