Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



NACIONALES


Demora en expropiaciones no debería retrasar Circunvalación Norte

Rodrigo Díaz [email protected] | Martes 16 diciembre, 2014

Marta Madrigal, con sus nietos Miguel Ángel, Angie y Angelo, sabe que sobre sus cabezas deberá pasar la nueva carretera de Circunvalación, pero vive la zozobra de no saber dónde trasladarán a su familia. Gerson Vargas/La República


Esta semana el Gobierno definirá qué hará con la ruta

Demora en expropiaciones no debería retrasar Circunvalación Norte

Ayer debió haberse completado la salida de 191 familias en Triángulo de la Solidaridad

La tardanza para reubicar a las personas que aún viven en el Triángulo de Solidaridad, no debería retrasar el inicio de la construcción de la Circunvalación Norte, por lo menos en los primeros meses de trabajo.

Las obras podrían empezar en el sector oeste, admitió Rosendo Pujol, ministro de Vivienda, mientras se completan los trámites para el traslado, cuya fecha se postergaría ahora hasta marzo, hasta nuevo aviso.
Ayer se cumplió el plazo que había dado el gobierno para trasladar a 191 familias que viven en la zona por donde pasará la nueva ruta que conectará el paso desde la Uruca con la ruta 32.
Sin embargo, todo transcurrió ayer con normalidad en el sitio, en donde las personas, en su mayoría nicaragüenses, afirman sentirse “cómodas y tranquilas”, pues llevan viviendo ahí cerca de 14 años.
Mientras no haya una solución de vivienda clara, no están dispuestas a mudarse. La incertidumbre no solo embarga a los vecinos de esa comunidad, sino también a quienes desean que de una vez por todas se inicie la construcción de la nueva obra que ayudará a aliviar el tránsito en el centro de la capital.
El plan de un traslado programado se vino abajo debido a que las soluciones propuestas no se habían construido, y a la negativa de los alcaldes y vecinos de las zonas donde se pretende reubicar a varios grupos.
La última solución fue retomar el tema de los contenedores, los cuales se ubicarían en un lote del MOPT, ubicado a un costado del precario. Pero ahí solo podrían reubicarse unas 72 familias, mientras que no hay claridad sobre dónde se moverían otras 119.
Eso tiene muy inquietos a quienes viven en el Triángulo de la Solidaridad, reconoció Ana Martínez, líder comunal. Algunos vecinos manifestaron su preocupación por trasladarse a sitios lejanos de su centro de trabajo, arrebatándoles su arraigo en la zona.
El gobierno está de manos atadas porque esta incertidumbre trastornaría el cronograma de trabajo y el compromiso de tener esta vía lista, de una vez por todas.
Además de este problema, tiene entre manos la decisión de aceptar o no un informe en que se pide la ampliación de la vía a seis carriles, lo que implicaría hacer nuevos diseños, posiblemente más expropiaciones, y con suerte, hasta un nuevo proceso licitatorio.
Esta misma semana, la junta directiva del Conavi tomará una decisión definitiva sobre esta obra.

Rodrigo Díaz
[email protected]