Enviar
¡Demasiado sencillo!

Treinta y cuatro minutos le bastaron al Saprissa para embolsarse su 20 clásico consecutivo

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Un planteamiento táctico errático que de hecho no fue variado durante el partido ordenado por el técnico liguista Marcelo Hugo Herrera, le facilitó enormemente el trabajo a su colega Jeaustin Campos, de manera que un Saprissa contundente y sobrado liquidó a los frágiles rojinegros en 34 minutos con dos anotaciones, y después vivió de la renta.
El orgullo que reflejó Popeye por la reacción de sus discípulos en la segunda parte, mejor jugada por los manudos ante un Saprissa especulativo y jugando al error tras cumplir la faena, debe entenderse en ese sentido.
Más que reactivación eriza, fue pasividad morada, quizá tempranera y apresurada, porque perfectamente por esos avatares del destino, bien pudo el Alajuelense por ahí empatarles el partido, en unos breves momentos de lucidez tras el descuento carambólico de Jean Carlo Solórzano a 12 minutos del final.
Saprissa se aprovechó de un cráter instalado por don Marcelo en la zona derecha de su retaguardia, en la que hicieron fiesta Barrantes, Borges, Centeno y Alpízar y por ahí se “colaron” las dos anotaciones, luego de una presión asfixiante del campeón que obligó a la zaga eriza a ceder más de cinco tiros de esquina.
En uno de ellos al minuto 12, cobró Alpízar y cómodamente en el centro del área conectó a la red, Celso Borges, ante la inercia de Wardy que no salió ni a estorbar y la errática marca de los centrales manudos.
Saprissa manejaba el clásico a su antojo; los medios de contención de la Liga no marcaban; González y Dawson erráticos; Sils desconocido y Herrera escondido por el sector derecho en una posición incomprensible que significó el peor error del Popeye durante la confrontación.
En el minuto 34 y poco después de que Armando Alonso cimbrara el palo vertical de mano izquierda de Wardy, por la derecha, André
s Núñez envió centro alto al segundo palo, la bola sobrepasó la marca de Giancarlo; Sils no se sabe adónde estaba y Alpízar se zambulló como en piscina para de cabeza meter el segundo.
Y pudieron ser más.
El técnico argentino intentó reacomodar al equipo con el ingreso de Argenis Fernández por Giancarlo, víctima individual de una suma de yerros colectivos y se entró a ese segundo tiempo ya analizado, donde Saprissa dejó hacer, quizá más de la cuenta, se escondió muy temprano, la Liga apretó bastante, tuvieron sus oportunidades Argenis y Oviedo, pero después de que Jean Carlo Solórzano descontó con la complicidad de Drummond, fue el Saprissa el que tuvo tres ocasiones de gol a su disposición en los pies de Santana, Arrieta y la cabeza de Cordero.
Lo que pudo ser una goleada a favor del Saprissa, terminó en un apretado 2-1, resultado que no va a engañar a nadie, salvo los que quieran estafarse a sí mismos.



Síntesis

2 Saprissa
Keylor Navas; Andrés Núñez, Jervis Drummond, Víctor Cordero, Alexánder Robinson, Michael Barrantes; Celso Borges, Walter Centeno, Armando Alonso (Manfred Russel 75’), Alonso Solís (Ariel Santana 60’), Alejandro Alpízar (Jairo Arrieta 80’).
D.T. Jeaustin Campos

1 Alajuelense
Wardy Alfaro; Juan Ignacio Sils, Giancarlo González (Argenis Fernández 36’), Cristian Montero, Rudy Dawson, Carlos Castro, Cristian Oviedo, Ariel Rodríguez, Pablo Herrera (Alejandro Civit 79’), Guillermo Guardia (Jean Carlo Solórzano 55’), Windell Gabriels.
D.T. Marcelo Herrera
Ver comentarios