Enviar
Del Potro a octavos
Superó resistencia inusitada de su compatriota Mayer

Juan Martín del Potro, sétimo favorito, salió airoso del duelo argentino contra Leonardo Mayer (6-3, 7-5 y 7-6(9)) para alcanzar los octavos de final del Abierto de Estados Unidos.
Del Potro, que nunca había coincidido en el circuito con Mayer, 63 del mundo, tardó tres horas y 25 minutos en derribar la resistencia de su paisano, que nunca se dio por vencido.
El tenista de Corrientes, que carece de éxito alguno en su historial, mantuvo el tipo en todo momento. Especialmente en la segunda manga, donde exigió a su rival a tirar de repertorio para ampliar su ventaja y en la tercera, que alargó hasta el ‘tie break’, donde dispuso de un punto de set salvado por Del Potro, que cerró el triunfo después de ganar un parcial que se prolongó durante 86 minutos.
El ganador del Abierto de Estados Unidos en 2009, que este año conquistó los torneos de Estoril y Marsella además de la medalla de bronce en los Olímpicos de Londres, buscará los cuartos de final contra Andy Roddick, quien superó 7-5, 7-6 (7-1), 4-6 y 6-4 al italiano Fabio Fognini.
En otro juego de ayer, David Ferrer también pasó a octavos tras vencer en un “duro” partido al australiano Lleyton Hewitt, a quien admira desde “que era pequeño”.
“Es un jugador (Hewitt) que siempre me ha llamado la atención. De hecho, es el único jugador de quien tengo una camiseta firmada. Se la pedí hace tres años, porque me transmite mucho cómo juega”.
Ferrer logró ganarle por 7-6, 4-6, 6-3 y 6-0, en un partido “muy duro”, que se prolongó durante tres horas y doce minutos.
A pesar de esta victoria de tercera ronda con la que consigue meterse en octavos de final, Ferrer apuntó que le separan “muchas cosas” de ganar un Grand Slam.
“Nunca he conseguido un Master 1000. Es difícil de ganar, porque hay jugadores muy buenos. Los cuatro primeros, aunque no esté Rafa (Nadal), marcan diferencias. Son muy regulares, muy estables, y tenísticamente son mejores que los demás”, apuntó.
Sin embargo, Ferrer añadió que no se queja, porque se considera “un afortunado”, al que el tenis le “ha dado mucho”.
Finalmente, Novak Djokovic, segundo favorito, arrasó al francés Julien Benneteau (6-3, 6-2 y 6-2) para también alcanzar los octavos de final del Abierto
El tenista serbio, finalista en las dos últimas ediciones del cuarto Grand Slam de la temporada y vigente campeón jugará ante el vencedor del ucraniano Alexander Dolgopolov y el suizo Stanislas Wawrinka.

Nueva York / EFE


Ver comentarios