Enviar

Deje de tratar de ocultar sus fracasos

201412230042320.h.jpg
Estimule su inteligencia empresarial y su sabiduría laboral con estas estadísticas y consejos del Harvard Business Review en línea. Para un análisis más detenido de estos temas, visite hbr.org.


Deje de tratar de ocultar sus fracasos

Aunque en lugares como Silicon Valley se alaban los fracasos, en muchos lugares de trabajo estos siguen considerándose tabú. Pero la verdad es que debemos experimentar el fracaso para aprender y crecer. Entonces, ¿cómo aprovechamos un revés para triunfar la siguiente vez? En primer lugar, tenemos que hablar abierta y honestamente de nuestros fracasos para ponerlos en su contexto adecuado. Reconozcamos que la innovación requiere fracasar. Si tenemos un índice de éxitos del ciento por ciento, es porque no estamos haciendo nada nuevo. En lugar de ocultar nuestros errores, asumamos nuestra narrativa. En cierto modo es un replanteamiento: no es tanto que hayamos creado algo (un producto o servicio) que fracasó; es que estamos mejorando continuamente una serie de borradores. Y recuerde: el fracaso es continuo. Después de todo, las metas posicionales están fuera de nuestra cabina de control y pueden no resultar. Pero si cometemos errores nuevos y diferentes, eso es progreso.

Haga que todos los miembros de su equipo se sientan incluidos

Sentirse marginado o ignorado en el trabajo puede tener tremendos efectos negativos en el bienestar del trabajador. Si usted quiere crear un ambiente más incluyente para su equipo, ponga el ejemplo. Las actitudes incluyentes empiezan desde arriba. Examine sus propias inclinaciones y conductas. Ayudar a que la gente se sienta aceptada no significa restarles importancia a las diferencias. Procure reconocer la singularidad de cada uno de los miembros del equipo admitiendo los talentos y perspectivas distintivos que cada quien aporte a la mesa. Apoyar el desarrollo de los empleados también ayuda a impulsar el sentimiento de inclusión. A los trabajadores introvertidos hay que asignarles responsabilidades administrativas para ayudarlos a desarrollar sus talentos de liderazgo. Y busque opiniones: una forma sencilla de hacer que los empleados se sientan tomados en cuenta es pedirles su opinión enfrente de los demás.

Los buenos vendedores establecen sólidas redes internas

Hay ciertas conductas que diferencian a los vendedores de más éxito. Sin importar qué esté vendiendo, a quién se lo quiera vender o en qué parte del mundo se encuentre, el éxito en las ventas está muy relacionado con el acceso a los clientes, los expertos y los líderes de mayor nivel. Si usted quiere mejorar su desempeño, debe trabajar en lo siguiente.

+ Pasar tiempo suficiente con clientes y prospectos. Aumente el tiempo que pase personalmente con sus clientes, pero no en exceso.

+ Establecer una red sólida dentro de su organización. Los compradores quieren a alguien que entienda sus necesidades y pueda atender sus preguntas rápidamente. Así que usted necesita poder llegar con la gente que tenga la experiencia indicada en el momento preciso.

+ Establecer una relación con su gerente y otros altos ejecutivos dentro de su organización. Usted tiene que saber cómo hacer que un acuerdo sea aprobado internamente, lo que significa tener acceso a la gerencia cuando sea necesario.

Para conservar a la generación X, póngala al mando

Muchos patrones están en peligro de perder parte de su talento más valioso: los miembros de la generación X. Actualmente alrededor de los 40 años, los equiseros constituyen la fuerza de reemplazo de la administración. Los equiseros están frustrados pues la generación precedente, la de la posguerra, les bloquea el avance profesional por su negativa a jubilarse y la siguiente, la generación del milenio, está impaciente por brincárselos. Si usted quiere conservar estos trabajadores talentosos y experimentados, considere las siguientes medidas.

+ Póngalos al mando. Los miembros de la generación X valoran tener el control sobre su trabajo. Son muy autosuficientes y trabajan bien en situaciones en que las condiciones cambian constantemente. Ponerlos a cargo de proyectos muy visibles es una forma de resaltar sus habilidades.

+ Muéstreles el camino a la cumbre. Ofrézcales programas de mentoría y patrocinio en los que participen gerentes medios con altos ejecutivos. Esas oportunidades los ayudan a establecer relaciones importantes.

+ Ofrezca flexibilidad. Los trabajos extremos —60 horas de trabajo a la semana, horarios imprevisibles y plazos estrictos— son la norma de la generación X. Considere ofrecerle arreglos de trabajo más flexibles.

Un almuerzo saludable impulsa la productividad

Lo que comemos afecta nuestro desempeño más de lo que nos damos cuenta. Por eso una mala decisión en el almuerzo puede echar a perder toda una tarde. Los alimentos como las pastas, el pan, los cereales y los refrescos inyectan un arranque de energía seguido por un bajón. Y los alimentos ricos en grasas, como hamburguesas con queso y sándwiches de tocino causan aturdimiento, pues el sistema digestivo se esfuerza para procesarlos, reduciendo el suministro de oxígeno en el cerebro. Por otra parte, las frutas y verduras contienen nutrientes vitales que pueden motivar y llenar de energía, así como mejorar la memoria y el estado de ánimo. Para comer más saludablemente y realizar más cosas en las tardes, hay que decidir qué vamos a comer antes de tener hambre. Tomar comidas pequeñas pero frecuentes nos evita los altibajos en el azúcar, que son malos para la productividad. Y facilitemos tomar botanas saludables: coloquemos almendras, barras de proteínas o frutas cerca de la computadora, en lugar de una bolsa de papas fritas.


TEMAS DE DISCUSIÓN

Las mujeres se interesan en voces chirriantes masculinas pero no femeninas

5.04 contra 3.38: Las mujeres participantes en una investigación mostraron mucho interés en un anuncio de audio de un servicio de Internet cuando era leído por un hombre de voz chirriante, pero muy poco cuando era leído por una mujer, también de voz chirriante (5.04 contra 3.38 en una escala de 0 a 6), aseguran Hillary J.D. Wiener y Tanya L. Chartrand de la Universidad Duke. De seis tipos de voz estudiados, los otros fueron jadeante, nasal, tenso, susurrante y duro, ese efecto se vio únicamente entre las mujeres y solo en caso de la voz “chirriante”, que las investigadoras definieron con frecuentes vibraciones de tonos bajos, especialmente al final de las palabras y frases. No se sabe por qué las mujeres respondieron bien a la voz chirriante masculina, pero la falta de interés por la femenina puede surgir de razones culturales, como el hecho de que las actrices usen una voz chirriante cuando interpretan papeles no serios, como hiciera Reese Witherspoon en “Legally Blonde”, explicaron las investigadoras.

El apoyo gubernamental para la pequeña empresa acaba siendo un gasto innecesario en la economía

Una reducción de dos puntos porcentuales en el índice de crecimiento anual del ingreso: las garantías crediticias del gobierno para la pequeña empresa tienen el efecto de deprimir el crecimiento del ingreso, según un estudio realizado en 3.035 condados de Estados Unidos de 1980 a 2009 por Andrew T. Young de la Universidad de Virginia Occidental y tres colegas. En promedio, un aumento de $3,43 per cápita en los créditos de la Administración de la Pequeña Empresa se asocia con una reducción acumulativa de los índices de crecimiento anual del ingreso de unos dos puntos porcentuales. La pequeña empresa generalmente no es el motor del crecimiento, dicen los investigadores. Estudios anteriores han encontrado que la mayoría de las personas que establecen su propia empresa pequeña lo hacen movidas no por el deseo de introducir nuevas ideas o de entrar en nuevos mercados, sino solo para satisfacer su deseo personal de autonomía.

La música lenta hace que los consumidores tengan más sentido común con los precios

Menos probable que eviten operaciones matemáticas: cuando los participantes de un estudio estaban tratando de ahorrar dinero al comprar su lista de artículos, la música clásica lenta los aliviaba de la ansiedad matemática y los hacía menos inclinados a evitar hacer operaciones aritméticas, como calcular si era más barato comprar un artículo como parte de un paquete. Esas fueron las conclusiones de una investigación realizada por un equipo dirigido por Shan feng, de la Universidad William Paterson. La música clásica rápida, en cambio, hace que la gente con ansiedad matemática evite hacer cálculos. Investigaciones anteriores han mostrado que dos terceras partes de estadounidenses adultos aborrecen las matemáticas.

 

 


Ver comentarios