Enviar
Si no llegan a tiempo las nuevas máquinas, servicio empezará a operar con el equipo existente
Definido, el tren viajará a Belén a inicios de 2011
Inversión alcanza los $2,5 millones

El regalo navideño llegará tarde para los vecinos del cantón de Belén, pero llegará.
Será para los primeros días de enero que llegará el tren de pasajeros que pidieron por años.
La fecha del inicio de operaciones del tren a ese cantón fue confirmada ayer por Miguel Carabaguíaz, presidente del Instituto Costarricense de Ferrocarriles.
Incluso no hay tiempo para reconsiderar esa fecha, pues en caso de que se atrase el arribo de las tres máquinas de segunda mano que se comprarán a la empresa Renfe de España, el servicio iniciará operaciones con el equipo existente.
Los nuevos trenes vendrán ajustados a las dimensiones de la red por lo que se podrán poner en operación apenas lleguen.
La meta es que la Contraloría avale el presupuesto la próxima semana; de hacerlo se pedirán de inmediato, dijo Carabaguíaz, quien agregó que el plan tendrá un costo total de $2,5 millones.
Se estima que traer el equipo desde Europa tardaría entre 15 y 22 días, por lo que a criterio del presidente del Instituto, de haber no atrasos podrían estar a tiempo para el arranque.
De las tres máquinas, dos se pondrán a funcionar hacia Belén en horas de la mañana y tarde con frecuencia de 30 minutos de diferencia. La otra servirá para reforzar el servicio hacia Heredia, ante la alta demanda que tiene esa ruta.
La necesidad de habilitar el tren hacia San Antonio de Belén radica en que será el transporte alternativo para cuando comience la reparación del puente sobre el río Virilla, en la carretera General Cañas.
Los trabajos en esa estructura se iniciarán el 26 de este mes; de ahí la urgencia de que el tren esté disponible para inicios de enero.
Por ahora las cuadrillas del Instituto trabajan en la reparación de la vía férrea.
Los trabajos de acondicionamiento del tren incluyen la sustitución de durmientes de madera (tucas que sirven de base) por concreto y mejoras en los rieles.
Además se construirán andenes para que los pasajeros puedan abordar o desalojar el tren.
En este último punto, se tiene el apoyo de la Municipalidad de Belén, que destinará ¢100 millones para rehabilitar la vieja estación y construir un bulevar peatonal.
Belén sería la sexta ciudad a la que llegará el tren de pasajeros después de San José, San Pedro, Pavas, Heredia y Curridabat.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios