Enviar
Lunes 19 Febrero, 2018

Déficit fiscal requiere voluntad política

En una sociedad donde los recursos son limitados se debe buscar la forma de maximizar los medios para satisfacer las necesidades básicas de toda la sociedad, en cumplimiento con el objetivo principal de la administración pública.

No obstante, en un país en vías de desarrollo como es el caso de Costa Rica es muy difícil cubrir todos esos gastos más los egresos administrativos y operativos del gobierno con solo los ingresos que se reciben por medio de los impuestos, venta de bonos, y venta de servicios.



Esto supone que el gobierno gasta más de lo que percibe, por esa razón debe buscar los medios para financiar esa diferencia negativa y poder saldar los gastos en los que incurrió ya sea por impuestos, endeudamiento o inflación.

El gasto público es uno de los elementos más importantes en la política económica de un país, puede influir de diferentes formas en la economía y moldearla según los propósitos que se quieran alcanzar:

1. Desde el punto de vista del empleo: El gasto público es una fuente importante de generación de trabajo, tanto así que son muchas las regiones del país donde la única fuente de empleo es precisamente el estado. La economía se puede acelerar o desacelerar según las intenciones del estado. La producción del país puede verse fuertemente influida por el gasto público lo que de forma indirecta tiene efecto sobre el nivel de empleo.

2. Respecto al ahorro: El gasto público puede afectar el nivel o capacidad de ahorro de la población, en vista a que el gasto público esta financiado casi todo por ingresos provenientes de los impuestos. Al incrementar los impuestos, se deja a la población con una menor parte de sus utilidades lo que disminuye su capacidad de ahorro.

3. La inversión en buena parte depende del nivel de ahorro de la población, al disminuirse el nivel de ahorro por las causas expuestas, se afecta la capacidad para invertir, si no se ahorra, no habrá recursos para invertir.

4. La inflación puede verse incrementada, si el gasto público presiona el alza de los precios al aumentar la demanda de bienes y servicios. Lo que supone que cuando la demanda se incrementa a un ritmo superior que la oferta, se sufre una tendencia inflacionaria, y el gasto público tiene la capacidad de incrementar la demanda de bienes y servicios.

5. El gasto público puede influir en el comportamiento del colón frente a otras divisas, en la medida en que el gasto público sea financiado con crédito externo. El ingreso de divisas producto de la adquisición de créditos puede conducir a que la moneda local se fortalezca, puesto que al incrementarse la oferta de una determinada divisa, el efecto de la ley de la oferta y demanda, conlleva a que el precio del colón se revalúe.

Por último, no hay duda de que el gasto público es responsable directo en el incremento o disminución del déficit fiscal de un país, en la medida en que se gasta más o menos de los ingresos obtenidos.

Luis Fernando Allen Forbes
Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare