Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



NACIONALES


Decomisos de licor se dispararon este año

Ernesto Villalobos [email protected] | Viernes 24 septiembre, 2010



Hasta agosto se habían confiscado cuatro veces más en relación con 2009
Decomisos de licor se dispararon este año
Distribuidores valoran apoyar la lucha al contrabando

La cantidad de litros de licor que se han decomisado este año por tratar de introducirlos de manera ilegal al país se ha disparado.
Hasta agosto se habían incautado y destruido más de 10 mil litros de seis tipos distintos de destilados. Lo decomisado hasta el 30 de agosto es cuatro veces más de lo que se logró en todo el año anterior.
Las bebidas espiritosas confiscadas hasta agosto representan un botín de alrededor de ¢44 millones.
El whisky y el ron, en este orden, son las bebidas que más se ha intentado introducir de forma ilegal. De ambos licores se han confiscado más de 7,3 mil litros.
Los licores han tenido como principales puntos de ingreso las zonas sur y norte, Sixaola en el Caribe, y en mayor grado el puesto fronterizo localizado en Paso Canoas.
Así se comprueba en los registros de la Dirección General de Aduanas y la Policía de Control Fiscal de Hacienda, que suman 173 operativos conjuntos al 31 de agosto pasado.
“Se trata de operativos que llevamos a cabo después de largos procesos de investigación. Aunque las labores de los funcionarios rinden muchos más frutos, no tenemos un espacio físico que permita almacenar más de lo incautado”, comentó Luis Alonso Bonilla, director de la Policía Fiscal de Hacienda.
Los procedimientos de ambos despachos se basan en denuncias recibidas de los mismos participantes del negocio de las bebidas espiritosas, así como de investigaciones que realizan los funcionarios de las dependencias encargadas de atacar el contrabando.
Ejemplo de ello, es el aporte llevado a cabo por importadores de bebidas, quienes reconocen el trabajo realizado por las autoridades.
“Sabemos de las limitantes que tienen los oficiales de aduanas y Policía Fiscal para hacer su trabajo y por eso creemos en que la empresa privada debe tomar acciones para sumarse a ese esfuerzo. Nosotros lo hemos hecho y estamos anuentes a seguir participando”, recalco María Pía Robles, directora de asuntos corporativos de HA&COM Bebidas.
Para supervisar las acciones de ingreso y distribución de embarques ilegales de licor, la Policía Fiscal cuenta con 65 funcionarios, incluidas las plazas administrativas.
“Se hace lo que se puede. Es obvio que las condiciones en que se trabaja no son las óptimas para obtener los mejores resultados, pero a pesar de ello hemos logrado concretar un 400% más de decomisos que en todo el periodo anterior”, destacó Bonilla.
En forma adicional, ambos jerarcas reconocieron los portillos que existen en la legislación nacional, para detener el contrabando.
“El país enfrenta verdaderas lagunas legales relacionadas con el impresionante negocio que representa el contrabando de licores. En ocasiones sentimos que el sistema se vuelve en contra de quienes procuramos ordenar la casa”, puntualizó Desiderio Soto, director general de Aduanas.
Entre 2009 y lo que va de 2010, la Policía Fiscal ha remitido 125 expedientes a Aduanas. Esta oficina ha elevado una serie de casos a los tribunales de justicia y aguarda la resolución de la gran mayoría de ellos.
En la labor de prevención de ingreso de contrabando de licores, Aduanas y la Policía Fiscal cuentan con un aliado extra, que es el Ministerio de Salud.
El interés de Salud Pública va dirigido a prevenir que se den situaciones como las que han provocado muertes de decenas de personas en otros países centroamericanos, a raíz del consumo de licores ilegales.

Ernesto Villalobos
[email protected]