Enviar
Decomisan 108 piezas arqueológicas
Las obras estaban en manos de una familia en San Rafael de Heredia

Ciento ocho piezas arqueológicas elaboradas en piedra y cerámica fueron decomisadas en una propiedad privada en San Rafael de Heredia el viernes.
El Museo Nacional encabezó un allanamiento en el que se rescataron esas obras provenientes del Caribe, Pacífico Sur y Pacífico Norte costarricense, así como otro grupo de piezas que se considera son falsas.
La diligencia se dio a tempranas horas y luego de un año de que el museo iniciara una serie de investigaciones y llegara a un acuerdo con la familia propietaria de la colección para que la entregara.
Sin embargo, los dueños incumplieron los tres plazos que se estipularon para la devolución, por lo que la Fiscalía recurrió al allanamiento, según Patricia Fumero, directora del Museo.
Entre las obras rescatadas se encuentran 14 esferas de piedra de diferentes tamaños, así como cuatro vasijas de barro de gran tamaño, petroglifos, cabezas trofeo, metates, asientos, barriles y figuras zoomorfas.
Dichas piezas se ubican entre 800 y 1.500 d. de C., pero deben ser sometidas a un estudio para ubicar la fecha de elaboración con exactitud.
La colección en su totalidad fue llevada a las bodegas del Museo Nacional, ubicadas en Pavas, donde será restaurada y protegida mientras se realiza el juicio respectivo.
Además en el lugar se repararán algunas de las piezas decomisadas que están dañadas, debido a que la familia que las tenía las colocó en el exterior de la casa a la intemperie e incluso las perforaron con tornillos para incrustarlas en las paredes.
Esas obras dañadas seguirán un proceso judicial diferente, ya que se trata de “daño al patrimonio”, dijo Fumero.
La misma directora señaló que el Museo no puede exhibir las obras hasta que termine el proceso judicial, el cual puede tardar meses y hasta años.
Al año el Museo Nacional recibe cerca de 80 denuncias de tráfico de bienes patrimoniales, pero no todos los casos llegan a estancias judiciales, pues las personas las entregan voluntariamente.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios