Enviar
Decir “no” sin remordimientos
Negarse a veces es difícil, pero hacerlo no tiene por qué hacerlo quedar en mal

Melissa González
[email protected]

Aunque sea una simple palabra, muchas veces es difícil decir “no”.
Cuando alguien le pide un espacio más para llevar a alguien a su costosa boda, cuando le piden dinero prestado, cuando lo invitan a una fiesta a la que no quiere ir o incluso cuando en el trabajo le piden que cumpla con una tarea más que usted considera que no podrá desempeñar, decir no está justificado.
A veces por tratar de quedar bien, más bien podría dañar su imagen.
Se dice que las personas suelen decir “sí” en lugar de “no” para evitar conflictos, por ejemplo en el trabajo, donde por lo general los empleados tienden a ceder, según se explica en el portal de psicología en línea www.viam.com.mx.
Otra de las razones es para no hacer sentir mal a la otra persona o por miedo a no ser aceptado.


Qué hacer para poder decir “no”

Por el bien de su billetera: Cuando un amigo le pide dinero prestado, lo que debe hacer es decirle “ojalá pudiera, pero como regla, no les presto dinero a mis amigos”. Usted no debe sentirse culpable porque prestar dinero siempre puede causar problemas.

Un regalo a un desconocido: Si un compañero le pide dinero para comprarle un regalo a un colega que usted no conoce bien, debe decir “realmente yo nunca he tenido una conversación con él, creo que solamente debería decirle feliz cumpleaños”. Un regalo no es una obligación, así que no debe sentirse culpable por decir no.

No más invitados: Su primo tercero le pregunta si él puede llevar a su novia a la costosa recepción de su boda; lo que usted debería decir es “ya hemos tomado muchas decisiones difíciles para hacer más pequeña la lista de invitados, realmente no podemos pagar por otro invitado. Sin embargo nos gustaría salir con ustedes para conocerla”. Esto le puede dar una señal a su familiar de cuán inapropiada es la petición.

Decir no a un puesto
Si le ofrecen un ascenso que usted no quiere, aunque signifique más dinero, pero requiere más horas y más responsabilidad usted puede decir: “Estoy halagado de que me quieran para el puesto, pero por razones personales estoy en una situación en que no lo puedo aceptar, tal vez dentro de un año las cosas sean diferentes. ¿Podemos hablar de nuevo si mis circunstancias cambiaron?”.

Fuente: realsimple.com


Karina Núñez
Directora General de Azul ComuniKacion

“Pienso que hay que hacerlo de una forma amable, ser cortés y respetuoso, para que no sea tomado como un rechazo sino más bien le damos vuelta a la situación”.






Francisco Alvarado

Gerente de Mercadeo de Euromobilia

“Lo más importante es decir no con firmeza y dando buenas razones. Si uno da explicaciones válidas la otra persona no tiene por qué sentirse mal. Tiene que ver mucho con la madurez y lo que sea conveniente para uno”.
Ver comentarios