Enviar
Decidido a no claudicar


A pesar de la fuerte rivalidad política, el presidente Arias asegura que saldrá adelante al final de su gestión, según lo explica un reportaje de LA REPUBLICA hoy.

El antagonismo político, el enmarañamiento burocrático, las trabas judiciales y la imagen del propio gobierno, se señalan como factores causantes de la actual ingobernabilidad que en realidad empezó a originarse hace muchos años y que incluso llevó al Ejecutivo a expresar que está cansado de intentar hacer las cosas que urgen y encontrar obstáculos, de que se rechacen medidas simplemente porque vienen de su gobierno.

Pero el Presidente asegura que no piensa claudicar, lo dejó claro en su discurso del 15 de setiembre. Es posible que este estado de difícil gobernabilidad estuviera desde el principio de su administración previsto de algún modo, porque se conocía el relativo equilibrio de las fuerzas políticas y podían preverse los factores que hoy generan aquella, aun cuando no fuera posible eliminarlos.

La publicación concluye que a pesar de la situación algo adversa al gobierno a la fecha, esta podría tornarse favorable al final del mandato; falta algo más de un año y siete meses para eso.

El país espera ver los resultados de su gestión no solo por las manifestaciones que de uno y otro lado se externen, sino traducidos en una mejora general en los diversos aspectos en los que el país arrastra un rezago, producido en muchos años de inacción y en una superior calidad de vida para los costarricenses.

Logros internacionales como conseguir la compra de bonos por parte de China en condiciones muy favorables para Costa Rica, y otros internos como ganar el referéndum que aprobó el Cafta e invertir en el sector social, especialmente con el Programa Avancemos y el aumento de pensiones para adultos mayores, han sido puntos a favor de la actual administración.

Al Ejecutivo y su equipo de gobierno les falta sin embargo ganar importantes batallas, como la creciente inseguridad y la penetración del narcotráfico, el rezago en materia de infraestructura y el problema de la inflación, entre otros como los relacionados con salud y ambiente.

Es importante por ello que el Presidente salga adelante como lo aseguró. La coyuntura exige una sabia visión a mediano y largo plazo además de las acciones inmediatas. La experiencia quizás pueda servir para actuar de modo tal que no favorezca el surgimiento de factores generadores de ingobernabilidad. En este sentido, el esfuerzo debe alcanzar no solo al Presidente sino también al resto de su equipo de trabajo.
Ver comentarios