Enviar
Liceístas se suman a beneficiarios del proyecto
Decae oposición a Barrio Chino

Bulevar de los Estudiantes llegaría a avenida 18

El grupo que hace unas semanas se levantaba contra la realización del Barrio Chino en San José, ha perdido adeptos.
El ofrecimiento de que el bulevar se extienda, que se levante un monumento a la gesta contra la dictadura de los Tinoco y se otorgue un día al año en el que puedan llevar a cabo un evento cultural en esa vía, convenció a los estudiantes del Liceo de Costa Rica, el grupo más tumultuoso de la oposición.
A partir de la reunión sostenida el lunes, entre representantes y estudiantes del Liceo y el gerente del proyecto, así como con el alcalde Johnny Araya, los colegiales no se opondrán a la obra.
La deposición de lo que iba a ser una seguidilla de demostraciones en las que los protagonistas iban a exigir lo prometido, dependerá de que se les entregue en menos de dos semanas, un documento que lo garantice.
“La posición del Liceo de Costa Rica demanda el respeto a la gesta de los estudiantes de la institución, allá en los 1900, y que se pueda beneficiar a los liceístas de una obra civil de mucha magnitud”, expresó Milton Rojas, director del centro educativo.
Mientras eso se cumpla, no vamos a oponernos; eso sí, queremos todo por escrito, concluyó Rojas.
La semana anterior, un grupo de 150 alumnos de la institución tomaron la plazoleta de La Soledad, para manifestarse desde ahí y hasta la sede de la Asamblea Legislativa, en contra del proyecto.
En ese momento, las consignas de “No al Barrio Chino” ocuparon la principal avenida del centro de la capital, y no cesaron hasta que los colegiales fueron recibidos por el presidente del Primer Poder de la República.
“No vamos a permitir que se borre la historia”, señalaron los liceístas en su momento.
Ante la posición de los representantes del Liceo, en el ayuntamiento capitalino se confirmaron todos los alcances.
Desde la promesa de que el nombre con que se conoce la calle no variará, hasta la de presentar la solicitud ante el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, para que se extienda el bulevar desde la avenida 14 donde terminará la obra según el planteamiento original hasta la 18, sitio donde se ubica el Liceo.
“Las solicitudes de los representantes del Liceo nos parecen no solo viables y realizables, sino responsables”, argumentó Marco Vinicio Corrales, gerente del municipio.
Ellos estaban preocupados por que les habían vendido la idea de que la construcción de un bulevar, iba a arrasar toda la historia que se escribió hace casi un siglo, pero eso es erróneo y llegamos a un acuerdo satisfactorio para todos.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios