¿Podría Unafut eliminar el descenso y seguir los pasos de la Liga MX?
En otros países esta opción centra sus esfuerzos en tener una sola liga competitiva y rentable. Archivo/La República
Enviar

¿Se imagina terminar un Campeonato Nacional donde ningún equipo pierda la categoría?

Esta es una realidad que cada vez cala más profundo en el mundo del fútbol y el continente americano no es la excepción.

Este año la Liga MX confirmó que a partir de la próxima temporada eliminará el descenso, de manera similar a como ocurre en la MLS de Estados Unidos.

Pero, ¿cuáles son los beneficios, oportunidades y puntos en contra de este sistema?

LA REPÚBLICA conversó con Mateo Trevisani, ejecutivo de fútbol internacional, para conocer la manera en que funciona este sistema y la factibilidad o no de utilizarlo en el Campeonato Nacional de Costa Rica.

“El principal beneficio de este sistema es que da estabilidad financiera a los equipos. A los jugadores más jóvenes les permite jugar más ya que al eliminar el miedo de bajar a segunda división, se pueden trabajar mejores procesos y de paso se fomenta la continuidad del trabajo y protege la inversión de los clubes”, señaló Trevisani.

Pareciera que los principales afectados son los equipos en Segunda División, al no tener opciones de subir de categoría; sin embargo, en México establecieron un incentivo económico para el equipo campeón de la categoría sin ascenso, todo con el fin de apoyar a que dichos equipos logren estabilidad económica.

“La idea de tener una segunda división es nutrir de calidad futbolística a la primera división, pero si la segunda no es fuerte y cuando suben no se pueden mantener económica o deportivamente, el sistema de ascenso y descenso pierde sentido”, señaló el ejecutivo que reside en Estados Unidos y que destacó el caso del Santos de Guápiles como el último caso de éxito al mantener la categoría, inyectarle dinero y mantener una buena organización para competir como nuevo inquilino.

En México, por ejemplo, equipos de la Liga de Ascenso han rechazado su boleto a la máxima división por no contar con el capital suficiente para subsistir, dijo Trevisani, y en Costa Rica la Unafut ha lidiado con batallas para darle ingresos frescos al fútbol que hasta el momento no han llegado.

“Hay que vender el fútbol bien vendido y en este momento no se vende bien, nos estamos asesorando, pero también en cómo mejorar la administración de equipos, todo es un conjunto de herramientas que ponemos en asesoría”, dijo Julián Solano, presidente de la Unafut a LA REPÚBLICA en entrevista en febrero anterior.

Las leyes tampoco le permiten al fútbol obtener ganancias de industrias dispuestas a invertir en el deporte como la de bebidas alcohólicas. Por decreto, el Gobierno prohíbe la venta y publicidad de estas marcas que serían un gran alivio para equipos deportivos.

Por otra parte, una de las desventajas de este sistema sería la falta de competitividad, ya que ningún equipo perdería el riesgo a la hora de fracasar.

Aunque la Liga MX ya previó este escenario y propuso que el equipo que finalice en el último lugar de la tabla pague cierta cantidad de dinero para no descender, en caso de que algún equipo no pueda pagar este monto, cedería su espacio a algún equipo de Segunda.

La MLS, por otro lado, viene de un proceso de efectividad de espectadores, audiencia, números, tiene prestigio, ha crecido mucho, pero han encontrado un sistema de franquicia como lo tienen otros deportes en este país como la NFL o la NBA donde todo funciona económicamente y financieramente muy linealmente, muy auditado, porque trabajan con un modelo centralizado.

Al no contar con un sistema de ascenso ni descenso, la MLS suma nuevos equipos año con año a través de un proceso de expansión, el cual requiere una cuota de inscripción de $100 millones, lo que garantiza la solvencia del equipo por cualquier imprevisto.

Otros países como Australia, Lituania, Paraguay, Uruguay y Perú ya adoptaron este sistema.


Ver comentarios