Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



EDITORIAL


Debemos aprender del derrame petrolero

| Jueves 17 junio, 2010




Para este u otro tipo de explotaciones que puedan eventualmente sufrir accidentes imprevisibles, en caso de que se tome la decisión de emprenderlas, debe haber más medidas preventivas y todo tipo de seguros y garantías

Debemos aprender del derrame petrolero

Los errores humanos no solo deben ser subsanados, en la medida en que esto sea posible, sino que deben dejar lecciones y servir de aprendizaje para evitar que vuelvan a suceder.
La tragedia que ocasionó la explosión de la plataforma petrolera que operaba la British Petroleum (BP) en el Golfo de México, es de consecuencias incalculables por ahora.
El accidente, ocurrido el 20 de abril y que se cobró la vida de 11 trabajadores en ese momento, ha significado un desastre ecológico de proporciones gigantescas y las consecuencias del derrame incontrolable se van extendiendo a diversas poblaciones que en forma directa o indirecta sufren por las secuelas y efectos de la catástrofe.
¿Cómo reparar el daño ocasionado?
En este caso, a los perjuicios financieros por la paralización de operaciones de la petrolera y los gastos por intentar, infructuosamente, detener el vertido, hay que sumar una cadena de nefastas consecuencias económicas que van desde el desempleo en que quedaron los trabajadores de la compañía, hasta la afectación a todas las poblaciones costeras que vieron caer la desgracia sobre sus zonas y peligrar sus fuentes de trabajo en algunos casos.
Sin duda, se debe reflexionar. Para este u otro tipo de explotaciones que puedan eventualmente sufrir accidentes imprevisibles, en caso de que se decida emprenderlas, debe haber más medidas preventivas y todo tipo de seguros y garantías.
La realidad muestra los peligros y cómo, cuando se opte por hacer algo que encierra riesgos es necesario trabajar extremando las precauciones.
Por otra parte, y aunque en el caso de la British Petroleum, esta accedió a crear un fondo de $20 mil millones para compensar a las víctimas, la situación “ha abierto una interrogante sobre el futuro de una empresa que juega un papel clave en la economía británica ya que los fondos de pensiones han adquirido muchas acciones de la firma” de acuerdo con lo informado por agencias de noticias.
La Casa Blanca quiere que el fondo de compensación que se establezca sea gestionado de forma independiente y que sirva para financiar los gastos de las labores de limpieza, así como para indemnizar a las víctimas del derrame.
El presidente Obama ha dicho que pediría a BP que destine a ese fondo “los recursos que se le pidan” para compensar a los trabajadores y empresas que se han visto perjudicados por la fuga de crudo.
¿Cuándo una compañía en situación semejante, por más fuerte que sea, puede estar en riesgo de una quiebra y cuándo no y qué ocurriría en un hipotético caso en que así ocurriera?