Debaten impuestos a los más ricos
Enviar
Debaten impuestos a los más ricos

El presidente Barack Obama los describe en términos de “millonarios y multimillonarios” que pueden pagar impuestos más altos. Los republicanos los llaman “creadores de empleo” que tienen que conservar su dinero para poder contratar más trabajadores.
En momentos en que el presidente demócrata y sus oponentes republicanos debaten si extender las reducciones de impuestos de la era de George W. Bush al 2% más rico de los contribuyentes de los Estados Unidos –personas que ganan más de $200.000 por año y matrimonios que ganan más de $250.000-, sus clásicas frases oscurecen la verdad respecto de quiénes se verían afectados.

Se trata de parejas de profesionales que viven en las costas este y oeste, médicos, abogados, ingenieros y ejecutivos de Wall Street. Pocos son multimillonarios o ganan más de $1 millón por año, y en su mayor parte no son empleadores.
“El 2 % está formado por personas que tienen éxito en su profesión, pero no son las grandes estrellas de rock”, dijo Leonard Burman, un economista de la Universidad de Syracuse en Nueva York.
Menos del 1% de la población de los Estados Unidos tiene un ingreso anual de más de $1 millón. En las dos principales categorías impositivas, apenas más de la tercera parte -35,5% - eran empleadores que tenían ingresos producto de sus empresas, según cifras de 2007 del Departamento del Tesoro.
El Senado de los Estados Unidos planea votar esta semana un plan que respalda Obama de extender las reducciones impositivas a todos menos a ese 2% más alto.
La Cámara de Representantes, que lideran los republicanos, votará la próxima semana la extensión de las reducciones para todos los niveles de ingresos.
Obama, que pertenece a ese grupo de altos ingresos, dice que son unos pocos afortunados que pueden pagar más para contribuir a la reducción del déficit presupuestario estadounidense.
“Lo que decimos es que podemos permitirnos pagar un poco más de impuestos y volver a los niveles de la gestión de Bill Clinton”, dijo Obama en Ohio el 16 de julio.
Los republicanos sostienen que el 2% comprende a empresarios que perderían el incentivo para generar empleos si tuvieran que pagar impuestos más altos.
“Los que se verán castigados con la propuesta del presidente son: a) propietarios de pequeñas empresas y, b) los que más probabilidades tienen de contribuir al crecimiento económico”, dijo el representante republicano de Texas Kevin Brady, miembro de la Comisión de Métodos y Medios de la cámara, en una entrevista de “Newsmakers”, de C-SPAN, el 15 de julio. “Podríamos encontrar un economista que pensara que para la economía es bueno tratar de aumentar esos impuestos, pero no lograríamos hallar un segundo”.

Bloomberg

Ver comentarios