Logo La República

Miércoles, 23 de septiembre de 2020



GLOBAL


Debate sobre armas en medio de luto

EFE | Martes 18 diciembre, 2012

La comunidad de Newtown despidió a las primeras víctimas de la matanza del anterior viernes. AFP/ La República


Debate sobre armas en medio de luto

Estados Unidos inició ayer su tercer día de luto nacional tras una de las peores masacres en un centro educativo en su historia, en medio de un agrio debate político sobre la conveniencia de introducir medidas para restringir más el acceso y comercio de armas.

Mientras el pequeño poblado de Newtown (Connecticut) empezó a enterrar a los 20 niños y seis adultos masacrados el pasado viernes en la escuela primaria Sandy Hook, la senadora demócrata Dianne Feinstein prevé presentar esta semana una iniciativa para prohibir las armas de asalto.
Su oficina no dio fecha pero explicó que la medida "prohibirá la (futura) venta, transferencia, importación y posesión" de armas de asalto, así como de grandes cargadores, tambores o cintas con más de diez balas.
Durante su acostumbrada rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró el compromiso del presidente Barack Obama con una solución integral al problema de las armas, pero eludió adelantar medidas concretas.
"Es un problema complejo que requerirá una solución compleja. Ninguna legislación en sí, ninguna acción por sí sola responderá plenamente al problema", observó Carney, al reconocer que los grupos pro armas plantean "obstáculos".
Para Carney, el control de las armas "es parte" de la ecuación "pero está lejos de ser el todo", y Obama apoya "medidas de sentido común" para responder al problema.
Durante una vigilia ecuménica por las víctimas, Obama dejó en claro anoche que EE.UU. no ha hecho lo suficiente para proteger a los niños, y que es hora de un cambio frente a la racha de tiroteos recientes
Los habitantes de Newtown volvieron a mostrar su incondicional apoyo a las familias de las víctimas reuniéndose masivamente a las afueras de la casa de funerales Honan, donde se llevaba a cabo un servicio en memoria del pequeño Pinto, un fanático del jugador de fútbol americano Víctor Cruz, de los New York Giants.
Tras la ceremonia en esa casa de funerales, que celebrará al menos otros once velatorios en los próximos días de las víctimas de la matanza, la policía continúa con la investigación para tratar de esclarecer qué ocurrió exactamente el pasado viernes.

Newtown/EFE

 






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.