Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



ACCIÓN


De Rossi evitó el disgusto

Luis Fernado Rojas [email protected] | Martes 15 junio, 2010



De Rossi evitó el disgusto
Otro error de arquero, y Paraguay deja escapar la victoria ante el campeón


El italiano Daniele de Rossi salvó a Italia de su primer disgusto, tras anotar el empate con el que los azzurri lograron al menos rescatar un punto en su debut en el Mundial de Sudáfrica, ante Paraguay.
En realidad el empate (1-1) no fue sorpresivo, porque cuando juega Italia cualquier cosa puede pasar, y el sufrimiento ya viene cargado en el boleto que pagan los aficionados azzurri.
Paraguay arrancó el juego con cautela, tanta, que parecían dos equipos con roles invertidos; los italianos jugando como los paraguayos y viceversa; no obstante, poco a poco los suramericanos le fueron tomando gusto al partido y dándose cuenta de que la magnitud del rival no era la que esperaban, soltaron temores y hasta se encontraron un gol que les encajó la sonrisa en el rostro.
Al 39’, de bola muerta Antolín Alcaraz recibe en el corazón del área, pega de cabeza y la pelota toma rumbo a la red, ante la impotencia de Buffon y la culpabilidad al verse superado de Cannavaro.
Para la complementaria Lippi tuvo que sustituir a Gianluca Buffon, aquejado de una dolencia en el nervio ciático, y luego tiró de otro superviviente de Alemania para intentar enmendar la situación. Mauro Camoranesi saltó al campo. Italia acentuó su presión, pero Paraguay se paró bien; cerró portillos y metió pie; la situación parecía complicada para los europeos.
No obstante, como ya ha sucedido en varios partidos de este Mundial, un error del guardameta, en este caso de Justo Villar, quien en un saque de esquina salió por el vacío permitió que Danielle de Rossi catapultara el error firmando el empate en la red paraguaya.
El partido, después de esta anotación, se puso para ambos pero la falta de solvencia en la ofensiva de los dos equipos evitó que el marcador cambiara. Los entrenadores Lippi y Martino no encontraron en sus bancas el genio para cambiar el destino final, que cayó en un empate más, en un arranque más de Italia en un Mundial.

Luis Rojas y EFE
[email protected]