Foto 1
Enviar

De qué trataba el estímulo de la Reserva Federal

Ayer la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, decidió terminar con su programa de compra de bonos del gobierno e inmobiliarios conocido como Quantitative Easing 3, al ser el tercero de la serie.
Este comenzó en el último trimestre de 2012 y no tenía un monto definido, sino que duraría hasta que el desempleo cayera por debajo del 6,5% y la inflación alcanzara el 2,5%.
Este programa consistía en crear dinero en grandes magnitudes, y usarlo para comprar activos financieros. A diferencia del primer programa de este tipo, lanzado en el clímax de la crisis financiera de 2008, este último tenía el objetivo de relajar aún más las condiciones financieras y apoyar la recuperación económica, explicó el portal Pulso Bursátil de Grupo Financiero Aldesa.
Al reducir la oferta de activos “seguros” del mercado, la entidad impulsó a los inversionistas hacia activos más riesgosos, generando una subida en su precio.
Así fue como vivimos máximos históricos para los índices accionarios en la Bolsa de Nueva York, tanto para el Dow Jones, Nasdaq y el S&P500, lo que significó un aumento en la riqueza norteamericana y mayor consumo.
“El programa, en general, ha sido exitoso, el desempleo cayó por debajo del 6% y la inflación, aunque lejos de la meta, se mantiene estable. La iniciativa también cuenta con algunos detractores, los cuáles temen que la inyección de liquidez haya generado, nuevamente, una burbuja en algunos activos”, indican los expertos bursátiles.
Sin embargo, en varias ocasiones la presidenta de la FED, Janet Yellen, ha señalado que no ve una burbuja y que las relaciones precio-ganancia se encuentran cerca de los promedios históricos.
Adicional al anuncio del fin del programa, la entidad sostuvo su promesa de que las tasas se mantendrán bajas por un “tiempo considerable”. Esto, en general, debe verse como un voto de confianza del ente monetario a la economía estadounidense, la cual estaría creciendo actualmente a un nivel del 3%. El fin del programa no elimina la posibilidad de que sea utilizado en el futuro, recientes discursos de miembros del comité que toma estas decisiones han resaltado sus beneficios, aunque si han señalado que se daría solo si la economía se desacelera considerablemente.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
 

Ver comentarios