Enviar
De Madrid a Escazú
La decoradora interiorista Aimee Joaristi recibió el Premio Nacional de Interiorismo en las categorías residencial y comercial

Melissa González
[email protected]

“Alta moda en decoración, entre Hemingway y Gaultier”, así define la decoradora interiorista Aimee Joaristi, el estilo de la remodelación del antiguo restaurante Tre Fratelli, ahora Mi Sala, proyecto con el cual obtuvo la semana anterior el Premio Nacional de Diseño de Espacio Interior en la categoría comercial.
Joaristi, de Joaristi & Barascout, asumió la dirección y ejecución de este lounge situado en San Rafael de Escazú.
“El concepto de Mi Sala nació a raíz del propio nombre, la idea fue crear de una forma elegante con ciertos matices de humor, suavemente ‘kitsch’, la sala de estar de tu propia casa. Era muy importante sentirse tan cómodo y a gusto”, comentó.
En el espacio resalta el color atrevido pero con gran sensación de calidez.
En cuanto al mobiliario destaca un “mix” que va desde los años 40 hasta los 80.
“Siempre tuve muy presente el hecho de jugar libremente con esta idea del eclecticismo que me hiciera recordar las casas y cosas que en mi vida he conocido”, explica.
El jurado premió el alto grado de innovación, entre otros aspectos.
La creatividad de Joaristi también se premió con el proyecto Pied A Terre en Chueca, Madrid, con el Premio Nacional de Diseño de Espacio Interior, pero esta vez en la categoría residencial.
“El proyecto consistía en convertir una vieja bodega de un edificio de finales del siglo XIX en un apartamento de dos habitaciones, dos baños y un salón/comedor y cocina.
El reto fue lograr un espacio alegre y luminoso a partir de un espacio oscuro y triste, con sensación de cueva. Todos los muebles, fotografías y cuadros son de artistas nacionales, así como el mobiliario, que fue diseñado y fabricado en Costa Rica”, comentó.
Ver comentarios