Enviar
De imágenes difusas, criminales y más
La muestra R.I.P. experimenta con la fotografía desde hoy en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo

Una serie de retratos difusos que ahondan en el mundo oscuro de la delincuencia llenan de intriga desde hoy el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo.
El recinto abrió la muestra “R.I.P.”, Retratos Inconclusos Policiales, que invita a ver los resultados de cuando se superan los límites de una cámara fotográfica.
Este trabajo es inspiración del artista costarricense José Alberto Hernández y es la continuación de una muestra sobre armas incautadas que hizo en 2007 en el mismo museo.
Son 12 piezas de mediano formato, entre trabajos individuales, dípticos y trípticos, que salieron de la cámara entre 2005 y 2006, retratos difusos de delincuentes que tenían un historial delictivo movido, que entraban y salían constantemente de la cárcel.
También muestran “defectos” o “elementos agregados por el tiempo”, ya que el artista dejó sin revelar las fotos entre cuatro o cinco años, lo que provocó que algunas de las películas se vencieran o adquirieran efectos especiales.
Incluso al tomar las mismas se atrevió a hacer experimentos que ahora tienen como resultado elementos diferentes como luces y colores en cada cuadro.
“La muestra no busca criticar la condición del delincuente; quise traerlos como una imagen, irreconocibles. El interés no es el sujeto sino la manera de comportarse”, afirmó Hernández.
“Los elementos del tiempo es que la serie sea la más experimental que he hecho en cuento a la manipulación de la película. No buscaba nitidez ni cuidado con el color, ahora busco lo contrario, que sea desenfocaba, antigua, y el paso del tiempo se lo dio”, añadió el fotógrafo.
La muestra estará abierta al público hasta el 18 de junio.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios