Enviar
De crisis y fiestas corporativas

Festejar suele quedar relegado cuando el presupuesto no alcanza. Sin embargo, es posible recortar gastos superfluos y aun así, divertirse

Melissa González
[email protected]

Relajarse y compartir junto al equipo las metas logradas son algunos de los objetivos de las fiestas de fin de año que muchas empresas preparan.
Es precisamente en esta época cuando la planeación de los eventos se torna más frecuente en busca no solo de una gran celebración, sino también de ajustar el presupuesto.
Esta ha sido una petición común en estos días, en que algunas empresas han decidido declinar por completo realizar una celebración por la crisis o reducir la inversión.
Situación que ha experimentado la compañía organizadora de eventos Global Events, que incluso ha tenido un par de cancelaciones.
Esta empresa posee un amplio local para fiestas corporativas para más de 1.000 personas totalmente acondicionado.
“Esto ha permitido abaratar los costos y al trabajar con un volumen grande se pueden conseguir mejores precios”, comentó Marianella Brealey, socia de la compañía.
Precisamente optar por paquetes creados previamente es una posibilidad para lograr un buen precio.
Entre las opciones para reducir el presupuesto, Brealey recomienda eliminar factores como la decoración y optar por hacer la celebración en un sitio informal.
“Dos empresas nos han cancelado ya que ellos prevén la situación, otros nos han pedido colaboración ya que han recortado presupuesto”, comentó.


Recomendaciones

Las empresas se esfuerzan por dar a sus empleados una buena despedida del año, pero cómo la deben aprovechar los empleados. En la página yahoo.com se publicó una lista con algunos consejos sobre lo que se debe hacer y lo que no en esta ocasión:

Los no

• Llevar a una persona que no esté invitada, las fiestas pequeñas pueden dar a entender que los esposos o compañeros no son incluidos, aunque ellos hayan estado en años pasados.

• Excederse, por ejemplo con el licor, esto para deja una mala impresión a sus compañeros.

• No se recomienda mantener largas conversaciones de negocios, el tema trabajo de ser lo más breve posible.

• Tampoco son bien vistos los chismes o bromas indecorosas. La gente tiende a ser un poco más relajada en las fiestas de oficina, y si toman alguna bebida alcohólica pueden decir cosas que normalmente no dirían.
• Lo que debe hacer...

Los sí

• Use la fiesta de oficina como una oportunidad de codearse con los ejecutivos de su empresa, con quienes usted por lo general no interactúa. Usted podrá introducirse en un nivel personal y hablar sobre pasatiempos o intereses, lo cual podría generarle una oportunidad.

• Vestirse adecuadamente, mantenga un aire de profesionalismo en mente.

• Mantenga una actitud positiva aunque hayan problemas, trate de enfocarse en acontecimientos positivos y el espíritu de la temporada, para evitar arruinar la fiesta.


Planifique

Organizar una fiesta no es trabajo fácil, buscar ayuda de un profesional puede ser la mejor opción:

• Para la fiesta se debe tomar en cuenta, el lugar, sobre todo en esta época que los hoteles, salas de eventos o quintas de recreo se saturan.

• La música y la alimentación son algunos de los factores más importantes para tomar en cuenta.

• Crear un comité dentro de la empresa puede ayudarle a maximizar los recursos, también un profesional lo puede guiar en este proceso.

Fuente: Kathia Ramírez, Gerente de Eventos Plus
Ver comentarios