Davos impone a Europa resolver crisis
Enviar
Davos impone a Europa resolver crisis

Diseñadores de políticas, banqueros y académicos del mundo entero dijeron a los líderes europeos que es hora de que pongan fin a la crisis de la deuda en la región y que las medidas destinadas solamente a contenerla ya no bastan.
El domingo concluyeron cinco días de debates y fiestas en la reunión anual del Foro Económico Mundial, con fuertes presiones sobre la zona euro para que produzca rápidamente un fondo de rescate más grande que pueda ayudar a construir un cortafuego por más de $1 billón. También se dijo a los líderes que deben elaborar normas presupuestarias más estrictas y finalmente hacer que la carga de la deuda de Grecia sea más manejable.

No actuar conforme a esto haría peligrar el crecimiento económico y los mercados financieros, amén de privar a la región de más apoyo externo, dijeron delegados entre los que figuraban el inversor multimillonario George Soros y el secretario del Tesoro estadounidense Timothy F. Geithner.
La cumbre en Bruselas podría revelar hasta dónde están dispuestos a llegar los funcionarios en Europa en respuesta a esto.
“Hay una fuerte opinión a favor de avanzar y que esto se haga”, dijo el gobernador del Banco de Canadá Mark Carney a Bloomberg Television en Davos, Suiza.
La amonestación respecto de la complacencia se hizo oír al final de un mes en el cual surgieron en Europa signos de estabilización conforme las tasas de préstamo se tranquilizaron, los indicadores económicos mostraron cierta resiliencia y los rendimientos de los bonos cayeron desde España hasta Italia. Al mismo tiempo, los bancos todavía continúan recortando el crédito, los costos de endeudamiento portugueses están subiendo y Grecia afronta un pago de eurobonos por 14.500 millones de euros ($19.000 millones) en marzo.
Carney estimó que los problemas de Europa restarán un punto porcentual al crecimiento global para fines de 2012 “y esto ocurre en un mundo donde la crisis está contenida”.
“No es sólo una crisis de la eurozona, es una crisis que podría tener efectos de derrame en el mundo”, dijo la directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional Christine Lagarde.
La funcionaria llegó a Davos promocionando su ofensiva a favor de $500.000 millones en dinero nuevo destinado a combatir la crisis para el prestamista con sede en Washington.
La principal solución propuesta consistió en incrementar los fondos de la región del euro por sobre el límite proyectado de 500.000 millones de euros que entrará en vigencia en julio. Funcionarios de la UE ya proyectan reevaluar ese monto en marzo y tienen la opción de hacerlo aumentar aún más mediante un apalancamiento.
Esto podría incrementarlo hasta un nivel que desencadene donaciones al FMI desde el mundo entero y derivar en un fondo de financiamiento global por un valor de al menos $1,1 billones.
Los ministros de finanzas tanto francés como español dijeron a los delegados en Davos que apoyarían aumentar el fondo de rescate incluso ante la oposición alemana.
“La única forma que tiene Europa de mantener esto unido, haciendo funcionar la unión monetaria, es construir un cortafuego más fuerte”, dijo Geithner. Soros dijo en una entrevista que “no se ha hecho lo suficiente para proteger” a la región del riesgo de una cesación de pagos griega.
Funcionarios que van del Reino Unido a Japón consideraron que reforzar las defensas es un requisito previo si se quiere soltar dinero de emergencia para la región y canalizarlo a través del FMI. Los gobiernos europeos deben mostrar el “color de su dinero”, dijo el ministro de Economía del Reino Unido, George Osborne.

Bloomberg

Ver comentarios