Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Cursos de verano a precios altos

Bloomberg | Viernes 19 julio, 2013



Cursos de verano a precios altos 

Estando en la secundaria, Anne Marie Urban pasó siete semanas en un programa de verano en la Universidad de Harvard, y allí recibió recomendaciones de los profesores que la ayudaron, a estar segura, a entrar en la Universidad de Chicago.
El atractivo de los avales de Harvard tiene un costo abultado: $10.490 por el programa, y es muy parecido en otros colegios universitarios, donde los cursos de verano para estudiantes de secundaria han pasado a ser un negocio lucrativo.
Si bien los colegios universitarios dicen que contribuyen a preparar a los estudiantes para la transición a la universidad, se oyen críticas de que crean falsas esperanzas de poder ingresar, que son injustos para los estudiantes pobres que no puede pagarlos y que aumentan la carga de la deuda disminuyendo los ahorros de los padres.
“Muchos de estos programas en realidad explotan la ansiedad de los padres deseosos de que sus hijos entren en colegios universitarios selectivos”, dijo Elizabeth Morgan, directora de relaciones internacionales en la National College Access Network de Washington. “Es una estrategia de ingresos. Está al alcance de quienes pueden pagar”.
Llenar los dormitorios durante el verano es un método común de ganar dinero que tienen los colegios universitarios, dijo Jamie Merisotis, presidente de la Fundación Lumina, una organización que trabaja para ampliar el acceso de los estudiantes a la educación superior.
“Los colegios universitarios y las universidades enfrentan una gran presión presupuestaria, y muchos de estos programas atraen $5 mil, $7mil o $10 mil por estudiante en unas pocas semanas”, dijo Merisotis. “Es muy buen dinero desde la perspectiva de las universidades”
La universidad de Columbia, con sede en Nueva York, cobra $7.736 por su programa de verano de tres semanas.
En la universidad Stanford, cerca de Palo Alto, California, el precio es de $11.900 por ocho semanas. La universidad Duke, que no ofrece ayuda financiera, obtiene más de $780 mil de su programa de verano, cobrando a 105 estudiantes $7.450 cada uno por cuatro semanas en el campus de Durham, en North Carolina.
Los programas de verano en los colegios universitarios están en pleno auge.
El de Columbia comenzó con 89 estudiantes no residentes en 1987 y este año recibe 2.130. El programa Escuela Secundaria de Harvard, que comenzó hace más de 35 años con 344 estudiantes, tiene actualmente 1.236. Tanto Columbia como Harvard integran la Ivy League, un grupo de ocho facultades selectivas en el noreste de los Estados Unidos.
Según las facultades, asistir a un programa de verano puede no aumentar la probabilidad de una carta de aceptación para una carrera de un colegio universitario.

Bloomberg