Cura de endometriosis mejora posibilidades de embarazo
“La mayoría de los casos de endometriosis se detectan entre los 30 y 35 años”, explicó Ronny Calderón, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Clínica Bíblica. Gerson Vargas/La República
Enviar

Enfermedad produce hasta un 50% de los casos de infertilidad

Cura de endometriosis mejora posibilidades de embarazo

Tratamiento en el país puede costar entre $1.500 y $3 mil

La detección temprana de la enfermedad conocida como endometriosis mejoraría las posibilidades de embarazo en las mujeres.
Se estima que un 50% de los casos de infertilidad se produce por este padecimiento, cuya detección por parte de los ginecólogos es compleja.
Algunos de los síntomas se asocian con punzones más fuertes que un dolor de ovario o similares, y molestia al tener relaciones sexuales.

201410250013290.n44.jpg
La laparoscopia es el procedimiento más efectivo para determinar la presencia de la enfermedad, dado que en algunos casos no es detectable ni con un ultrasonido.
“Puede aparecer entre los 20 y los 45 años, pero la gran mayoría de las consultas son de mujeres entre los 30 y 35 años porque han postergado por mucho tiempo los deseos de embarazo”, explicó Ronny Calderón, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Clínica Bíblica.
El costo del tratamiento en el país se puede ubicar entre $1.500 y $3 mil. No obstante, habría que agregar el precio de las consultas.
Una de las ventajas es que el procedimiento es ambulatorio, es decir, el mismo día de la operación, la paciente estaría en su casa.
Una endometriosis no tratada no solo puede afectar el sueño de ser madre, sino órganos internos de la mujer a largo plazo y en casos severos.
“Se pueden pegar las trompas uterinas, los intestinos, los ovarios y luego se requeriría de una cirugía”, indicó Calderón.
En Costa Rica, entre un 5% y un 8% de las mujeres puede tener endometriosis sin que tenga conocimiento.
En un chequeo de rutina se pueden detectar algunas sospechas, pero solo es posible el diagnóstico con el equipo médico requerido.
“La laparoscopia es una cirugía sin huella mínima. Se hace una incisión en el ombligo, se coloca una cámara y se observa el abdomen de la paciente”, explicó Calderón.
La herencia y la menstruación retrógrada serían dos de las causas que hasta ahora se asocian con el padecimiento.
El uso o suspensión de anticonceptivos no guarda ninguna relación con el padecimiento y aunque su uso es recomendado en algunos casos, no producen la cura.
Un aspecto vital es que las mujeres deben someterse al tratamiento luego de aplicar el procedimiento, porque la enfermedad puede retroceder.
La endometriosis ocurre porque el tejido endometrio se coloca en lugares fuera del útero, donde se supone debería estar.
En otros países, el padecimiento es conocido como “la epidemia silenciosa”, debido a que las mujeres no se dan cuenta al no evidenciar ningún síntoma hasta que son revisadas por un médico.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios