Enviar
Cúpula del Teatro Nacional será de nuevo roja
Trabajos de restauración se extenderán por seis meses. Todo el proyecto tiene un costo de ¢107 millones

Los problemas de filtración de agua, termitas, comején y la corrosión que enfrenta la cúpula del Teatro Nacional comenzarán a ser historia en tres semanas.
Las obras de restauración que fueron anunciadas desde abril de 2009 comenzarán a dar sus pasos en pocos días y se prolongarán durante seis meses.
El proyecto fue adjudicado a la empresa R&S Consultores, la cual brindará los servicios técnicos especializados en restauración y conservación para el área.
Dichos trabajos estarán divididos en tres etapas: la restauración del metal, la restauración de la madera y la colocación de una capa impermeabilizante entre esas dos primeras de la cúpula, la cual será a base de asfalto.
Además, se pintará de rojo, su color original. Este tono no fue el escogido en un principio, sino que era la capa para protegerla antes de la mano final; sin embargo, en su época se acabó el presupuesto y se quedó de esa forma. Más tarde fue pintada de verde.
“El gran problema han sido restauraciones no apropiadas… a la madera nunca le practicaron un tratamiento antitermitas, ni una evaluación del daño. Es la primera vez que se va a restaurar en serio después de 113 años”, afirmó Rodrigo Llosent, ingeniero del Teatro Nacional, supervisor del proyecto.
Antes de iniciar las obras, otra empresa, Ingeniería de Apoyo Ideas, está colocando un andamio en los alrededores de la cúpula, la cual será cubierta por una lona para que los trabajos no se vean afectados por la época lluviosa, señaló Llosent.
El proyecto de restauración tiene un costo de ¢107 millones, los cuales se financiarán con presupuesto del Teatro Nacional, donaciones de los gobiernos de Alemania y España, y de la empresa Holcim Costa Rica S.A.
En un inicio se había planeado que las obras debían estar concluidas en febrero de este año, sin embargo se atrasaron debido a que el Teatro Nacional pidió permiso a la Contraloría General de la República para aplicar una compra directa de los servicios de alguna empresa en lugar de usar una licitación pública, que retrasaría más los trabajos.
El Teatro lanzó el año anterior su primera compra directa, pero no recibió ninguna oferta de empresas interesadas.
Fue en la segunda compra directa, que lanzó en febrero anterior, que recibió la oferta de varias empresas. Las obras se adjudicaron a R&S Consultores en marzo y se refrendó en abril.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios