Enviar
Cultive sus orquídeas en macetas

Edgar Suárez Bolaños
Biólogo

El cultivo de las orquídeas en maceta resulta muy recomendable no solo por el aspecto estético, sino también por la adaptación de las plantas a este medio.
Las que más se usan son de barro o plásticas. Ambas presentan ventajas y desventajas.
Las de barro son pesadas y por ello difícilmente se vuelcan cuando sostienen la planta, son decorativas y están provistas de numerosos agujeros en el fondo y las paredes, lo cual favorece el drenaje y la aireación de las raíces, pero tienen el inconveniente de que se quiebran con facilidad.
Las plásticas no se quiebran y pueden reutilizarse; sin embargo son livianas y con facilidad se vuelcan, sobre todo si la planta o la inflorescencia es muy alta.
Además, las de barro absorben más la humedad del sustrato. Por esta razón las plantas requieren un riego más frecuente.
El sustrato es muy diverso y un tanto caprichoso, según la experiencia del cultivador. Si el que se usa es musgo blanco, se debe regar una vez por semana dado que este medio retiene mucho la humedad.
Si solo se usa piedra quebrada o cuarta, la planta debe regarse al menos de día por medio, pues este material retiene muy poco la humedad.
Es más recomendable usar una mezcla de materiales, como el estereofón, piedra cuarta o volcánica, piedra pómez, trocitos de pipa de coco y carbón vegetal.
En este sustrato la medida del riego suele ser dos veces por semana.
Recomendamos colocar el estereofón en el fondo por ser un material que no absorbe agua y por tanto mantiene seca esta parte del medio, evitando así la pudrición de las raíces.
Conviene agregar un poco de musgo alrededor de la base de la planta para estimular la formación de nuevas raíces.
Cuando cultive en macetas, debe tener cuidado de que la planta quede bien firme en el sustrato, para lo cual se usan varios tipos de soporte, generalmente de alambre galvanizado grueso (consulte nuestro libro “Cómo cultivar orquídeas en su casa” ).
Cuando sembramos catleyas, podemos fijar la planta en un tronco pequeño al cual atamos el rizoma y luego la sembramos, de modo que el tronquito quede tapado por el sustrato. De esta forma la planta se mantiene firme y difícilmente se cae.
Usted puede reutilizar los recipientes siempre que los lave con agua y cloro o bien con agua en ebullición. Si no tiene este cuidado, corre el riesgo de transmitir hongos u otro tipo de organismos patógenos a la planta recién sembrada.


Curso práctico de orquídeas

Se ofrecerá un ultimo curso este año:

Duración: 5 semanas
Horario: Miércoles o sábados de 9 a.m. a 12 m.d.
Inicio del curso: 1º y 4 de octubre
Lugar: Barrio Córdoba
Tels. 2226-4015 y 8830-1521
Correo electrónico: [email protected]
Ver comentarios