Enviar
Cuidado con las "apps" para adelgazar
Actualmente los desarrolladores de estas herramientas ofrecen varias opciones para que sus usuarios mantengan la línea; sin embargo, deben tener cuidado de no caer en riesgos

Las aplicaciones son en la actualidad uno de los mayores atractivos de los usuarios de teléfono inteligentes, que las utilizan para entretenerse, organizarse, incluso para ayudarse a mantener mejores hábitos alimenticios.
Sin embargo, cuando se trata de temas relacionados con la salud, como la pérdida de peso, se debe dejar la ingenuidad de lado y siempre buscar las opciones más adecuadas para cada persona, y aunque estas “apps” pueden ser un aliento también podrían representar ciertos riesgos.
Tomando esto en cuenta esto se realizó un estudio para determinar si se utilizan criterios científicos en su desarrollo.
El trabajo desarrollado en la Universidad George Washington en Estados Unidos, analizó más de 200 aplicaciones, según el sitio el mundo.es.
“Muchas de ellas siguen recomendaciones médicas que pueden resultar útiles, pero la mayoría no lo hacen de forma exhaustiva y muy pocas tienen en cuenta todos los criterios médicos que han de aplicarse a una dieta”, indica el sitio.
Entre los riesgos que se encontraron estuvo que algunas proponen a sus usuarios tomar limonada todo el día o comer solo manzanas, dijo la investigadora Emily Breton al sitio livescience.com
El análisis de las aplicaciones se basó en 13 criterios establecidos por diferentes organizaciones, como por ejemplo el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y el Centro de Control de Enfermedades y Prevención, enfocándose en programas de pérdida de peso.
Una de las recomendaciones de los investigadores para los usuarios es que se fijen en el rating que otras personas le dan a estas “apps”, ya que según el estudio cuanto más gustada más se ajustaba a los estándares científicos.
Otro factor que se debe tomar en cuenta, según criterio de la nutricionista María Laura Matamoros, del Centro de Nutrición Larisa Páez, es que se valore el lenguaje que se utiliza, por ejemplo si usted está acostumbrado a usar porciones en lugar de kilos o metros para medir su estatura en lugar de pies.
“Es importante que se utilicen aplicaciones en las que haya alguien responsable y profesional detrás de ella, ya que en algunos casos son los mismos usuarios los que alimentan la información colocando sugerencias y datos como el nivel de calorías de un platillo. Se debe tener un control fiable”, indicó.
Entre las que se pueden considerar como más confiables, están aquellas que permiten llevar un control de lo que se consume en el día, el líquido que se ingiere, así como la cantidad de ejercicios.

Melissa González
[email protected]



Ver comentarios