Enviar
¿Cuesta más perder peso con la edad?
Los procesos metabólicos se hacen más lentos con el paso de los años, lo que hace difícil quemar calorías al mismo ritmo que cuando se tenían 20

Algunas personas sienten que conforme avanza la edad les resulta más difícil bajar de peso, algo que según especialistas se debe al envejecimiento normal, progresivo e inevitable.
Con el paso del tiempo, los procesos metabólicos se van volviendo más lentos, lo que hace más difícil mantener el ritmo de la pérdida de cuando se tenían 20 años, comentó Melissa Ureña, nutricionista del Hospital Clínica Bíblica.
Esto ocurre porque se da una pérdida de masa muscular progresiva, llamada sarcopenia.
“El músculo es el tejido metabólicamente activo, donde se queman las calorías. Así que al irse perdiendo con los años, la persona va disminuyendo su gasto de calorías. Por lo tanto, necesitará consumir menos calorías, o gastar más por actividad física para lograr mantener un peso estable”, comentó la nutricionista Rebeca Hernández.
Considera además que esas pequeñas diferencias en masa muscular pueden hacer grandes diferencias en gasto energético.
Por ejemplo, se estima que por cada 10 kilogramos de músculo se queman hasta 100 calorías por día. “Si una persona pierde esa cantidad de músculo y mantienen su actividad e ingesta similares, podría aumentar hasta 4,5 kilogramos de grasa al año.
Consecuentemente, el mantenimiento de la masa muscular a través del tiempo es uno de los factores más importantes para evitar el aumento de peso”, dijo Hernández.
Un factor que también dificulta la pérdida de peso es haber tenido obesidad desde etapas tempranas de la vida (infancia o adolescencia), dijo Ureña, esto se debe a que los hábitos alimenticios que propiciaron el aumento de peso se han mantenido durante mucho tiempo, por lo cual será más difícil corregirlos.

Por edad

De 20 a 50 años. Este es considerado el grupo de adulto medio, para ellos no hay diferencias en los requerimientos de micronutrientes (vitaminas y minerales), a menos que existan condiciones por las que se deban aumentar como el embarazo, lactancia, nivel de actividad física o enfermedades asociadas.

A partir de los 50 años.
Se estima que es en este momento cuando se aumenta el requerimiento de algunos nutrientes como vitamina B6 que se halla en los frijoles, las nueces, las legumbres, los huevos, la carne, el pescado, los granos integrales, entre otros alimentos, así como el calcio presente en los productos lácteos y vitamina D.

Fuente: Melissa Ureña, nutricionista del Hospital Clínica Bíblica

Melissa González
[email protected]



Ver comentarios