Cuba gana terreno en la ONU
Enviar
Cuba gana terreno en la ONU

Tan solo tres países votaron en contra de la resolución que pide el fin del embargo comercial contra la isla

Naciones Unidas
EFE

La Asamblea General de la ONU pidió ayer casi por unanimidad el fin del embargo económico y comercial declarado hace casi medio siglo por Estados Unidos contra Cuba.
La resolución presentada por el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, logró un apoyo casi unánime de los 192 países de la ONU, después de que a su favor votaran 185 y tres en contra (Estados Unidos, Israel y Palau), mientras que Islas Marshall y Micronesia se abstuvieron y El Salvador e Irak no participaron en la votación.

“Ustedes están solos, completamente aislados”, dijo Pérez Roque, en su discurso antes de la votación, dirigiéndose a la delegación de Estados Unidos en el pleno.
Ésta es la decimoséptima vez consecutiva que Cuba logra aprobar en la Asamblea General una resolución que crítica los efectos negativos de las medidas unilaterales adoptadas por Estados Unidos el 7 de febrero de 1962, que La Habana tilda de “bloqueo”, y solicita su derogación.
En 2007 una resolución similar fue respaldada por 184 países y rechazada por cuatro.
La renovada oposición de la comunidad internacional al embargo de Washington sobre la isla caribeña se produce en un momento de incertidumbre en las relaciones entre los dos países a la espera del resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses del próximo 4 de noviembre.
El candidato republicano, el senador John McCain, es partidario de mantener el actual régimen de sanciones, mientras que su rival demócrata, el también senador Barack Obama, está dispuesto a modificarlo y no ha descartado conversar con el Gobierno de La Habana.
El ministro de Exteriores cubano apuntó en su intervención que el ganador tendrá la oportunidad de cambiar su estrategia hacia Cuba.
Por su parte, Ronald Godard, el representante estadounidense en el debate, acusó al régimen cubano de anteponer sus intereses políticos al bienestar de su pueblo al rechazar en cuatro ocasiones las “ofertas incondicionales” de asistencia de Washington tras el paso de los huracanes.
Godard indicó que las sanciones son un ejercicio soberano de Estados Unidos en materia comercial y están “cuidadosamente diseñadas” para permitir el acceso del pueblo cubano a alimentos y productos humanitarios.
En ese sentido, señaló que Estados Unidos es el mayor socio de Cuba en la venta de productos agrícolas, que se enviaron $40 millones en medicinas donadas a la isla en 2007 y $240 millones en “asistencia humanitaria privada”.
“La razón real por la que le economía cubana se encuentra en un estado terrible, y por la que el pueblo cubano está inmerso en la pobreza, es que el régimen le niega a su pueblo los derechos políticos y económicos básicos”, afirmó el diplomático estadounidense.

Ver comentarios