Logo La República

Lunes, 17 de junio de 2019



INVERSIONISTA PERSONAL


Cuatro claves para ahorrar en tiempos de crisis

Brandon Flores [email protected] | Viernes 19 octubre, 2018

Ahorro
Shutterstock/La República


Ahorrar es la mejor forma de estar preparado para cualquier emergencia financiera, pero lograrlo no siempre es fácil.

En octubre se conmemora el mes del ahorro, y la disciplina junto con la constancia son claves para ponerse metas, en tiempos de crisis, además de seguir estas cuatro recomendaciones de Banco Promerica.

“Lo primordial es establecer una meta sencilla de alcanzar, como por ejemplo: pagar el próximo cuatrimestre de la universidad o el marchamo a fin de año; con esta visión de futuro es más fácil no dejarse seducir por satisfacciones inmediatas”, dijo Federico Chavarría, subgerente de Negocios de la entidad.

Tomar la decisión de hacerlo, porque se está convencido de que es beneficioso para el futuro. Ante todo hay que decidirse a ahorrar y esto es más fácil cuando hay un objetivo claro puesto en la mesa, como por ejemplo: pagar el próximo cuatrimestre de la universidad o el marchamo a fin de año; con esta visión de futuro es más fácil no dejarse seducir por satisfacciones inmediatas.

Proponerse metas de ahorro factibles. Tener un presupuesto que incorpore el rubro del ahorro, tratar de guardar entre un 10% y un 15% de sus ingresos y ponerse metas que sean realizables en el corto plazo para mantener la motivación para ahorrar.

Reconocer la diferencia entre lo que se necesita y lo que se desea. En este punto hay que saber gastar de forma prudente y diferenciar cuáles son las cosas que necesito, como unas vacaciones o poder comprar los regalos de Navidad o los útiles escolares y cuáles son deseos: como ese reloj que vi en la tienda o esa camiseta de mi equipo favorito de fútbol

Establecer un plazo. Los planes de ahorro programado permiten a las personas programar su ahorro para un fin específico y por un plazo establecido. Igualmente, una misma persona puede tener varios planes de ahorro para metas diferentes, los plazos suelen ir muy ligados a las metas que el ahorrante se propuso.