Cuando el tiempo es oro
La Selección sigue preparándose con entusiasmo y fe, mientras que el técnico Jorge Luis Pinto no pierde detalle. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Cuando el tiempo es oro

Selección, en la segunda mitad del campamento, teje sueños y dibuja su estrategia

Con una sesión silenciosa, en cuanto a información a los medios se refiere, la tricolor regresó ayer a las prácticas en la recta final del campamento y del mes de mayo, cuya última semana acelera el pulso de los seleccionados porque ya se vienen los fogueos en los Estados Unidos, la lista final de Pinto y un poquito después el viaje al país que será la capital del mundo durante un mes, Brasil.

201405252155420.a66.jpg
Una vez que algunos jugadores disfrutaron, en medio del fuerte trajín que exigen las prácticas, de un impasse para atender situaciones personales únicas en la vida como fueron los matrimonios de Bryan Ruiz y en el mismo día de Marco Ureña, y el nacimiento del hijo de Álvaro Saborío, toda distracción ahora parece superada. Pinto sabe y lo ha expresado, que este tipo de situaciones con sus seres queridos les ha traído “un relajamiento” a sus jugadores con sus familias, en medio del nivel de exigencia alto que les pide en las prácticas.
Las dolencias en algunos futbolistas pareciesen superadas y seguramente hoy, tras la práctica, haya buenas noticias. Mientras tanto, el técnico cafetero no deja de mirar todos los detalles, pero ha reconocido que la mayoría de cosas que se han pedido las ha obtenido, excepto la altura “que nos puede dar una ganancia fisiológica al equipo”. Un aspecto que está por verse es en qué tanto, a estas alturas, sus futbolistas están fuertes de la mente, del control de la ansiedad y de la motivación, que de por sí es mucha pero bien encarrilada es mejor.
Inmerso en su constante mirar y pensar, Pinto sigue tirando sus líneas y aunque lanza pinceladas a la prensa, el “Profe”, como le dicen, no pierde tiempo en analizar hasta los más mínimos detalles de sus rivales mientras asegura que a todos los partidos del mundial les está dando la misma atención aunque “valoro diversos aspectos de cada rival”.
El reloj no se detiene y ya se viene el momento de las decisiones; será de su propia boca que saldrá la orden de hacer caer la guillotina sobre las cabezas de los que no irán, pero, asegura Jorge Luis, los que se queden se lo habrán ganado.

 

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios