Enviar
“Cuando llegué, el banco estaba casi quebrado”

A pocos meses de terminar su periodo como gerente del Banco Nacional, William Hayden aún no sabe si seguirá a la cabeza, aunque asegura que le encantaría. No obstante, la junta directiva tiene la última palabra

Erick Díaz
Daniel Chacón
[email protected]
[email protected]

Con la seriedad que lo caracteriza y cauteloso en sus respuestas, William Hayden, gerente general del Banco Nacional, analizó los planes de la entidad para este año, para el cual considera que llegan con solidez financiera.

Con esa misma seguridad, Hayden compartió su deseo de seguir manejando las riendas del banco, siendo conciente de que más allá de su objetivo, se trata de una decisión que está meramente en manos de la junta directiva.

Y es que el próximo 5 de mayo vencerá su plazo como gerente, tras 12 años en el puesto. Pero por ahora la silla gerencial no tiene nombre, pues se afirma que la junta tiene en estudio la posibilidad de prorrogar su contrato o dejarlo vencer.

“Tal vez no sea lo más prudente cambiar el capitán del barco en este momento”, aseguró Hayden en entrevista con INVERSIONISTA.

¿Cómo percibe que se encuentra el banco para enfrentar la crisis financiera?

Está en su mejor momento. Tuvimos magníficos resultados en 2008 y manejamos buenas proyecciones. Venimos de un proceso interesante de fortalecimiento de capital lo que nos eleva la suficiencia patrimonial.

¿Cuáles son tres claves vitales de su política de administración para este año?

La primera es continuar con lo que está haciendo el banco de aumentar los ingresos no asociados a la intermediación financiera, sino que provengan de servicios y ojalá financien el 100% de la administración. Segundo, vemos la posibilidad de incrementar la actividad comercial del banco y llevarlo a todos los distritos donde aún no está. Por último, creo que podemos ser un instrumento para reactivar la economía a través del crédito, pero con responsabilidad.

Miembros de la Junta Directiva del banco manifestaron que se están realizando reestructuraciones internas, ¿se ve dentro de esta redefinición del negocio?

Esto es parte de una estrategia de desarrollo planeada para el periodo de 2006 a 2010, misma que fue aprobada por la Junta Directiva. No nos hemos apartado del camino.

Pero su continuidad como gerente del Nacional es incierta, ¿le gustaría una prolongación en el cargo?

Definitivamente. Depende de la voluntad de la Junta Directiva, pero si me lo preguntaran respondo que sí seguiría. Los retos del banco son grandes, hay que solidificar más a la institución, sobre todo en una época de crisis como la que viene.

¿Cuáles son las diferencias entre el Banco Nacional actual y el ente al que llegó en 1996?

Cuando llegué el banco estaba casi quebrado, desde 2008 somos el número uno de Centroamérica y el Caribe, exceptuando Panamá.

Ver comentarios