Enviar
Crudo se vuelve a acercar a los $100

Nueva York
EFE

El continuado debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas contribuyó a que el precio del crudo alcanzara niveles nunca vistos antes en Londres y Nueva York, y en este último mercado se acerca de nuevo a los $100.
Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero finalizaron la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) a $98,03 por barril (159 litros), $3,39 más caros que el día anterior.
Como ya ocurrió en sesiones anteriores, la corriente compradora arreció a medida que se aproximaba el final de las contrataciones en el parque neoyorquino y el valor del petróleo WTI tocó $98,30, 32 centavos por debajo del máximo histórico que había alcanzado durante la sesión del pasado 7 de noviembre.
La frenética escalada de los precios en el mercado neoyorquino iba en paralelo a la que ocurría en el mercado londinense, donde el valor del barril de petróleo Brent también se elevaba hasta niveles nunca vistos antes en esa plaza.
Los contratos para entrega en enero de ese tipo de petróleo, de referencia en Europa, finalizaron la sesión a un precio de $95,49, $3,21 más que la jornada anterior, después de tocar $95,74 /barril.
La carrera alcista ocurría en una jornada en la que la divisa estadounidense perdía de nuevo terreno ante el euro y otras divisas, lo que estimula la inversión en materias primas que como el oro y el petróleo, entre otras, se negocian en dólares.
Además, un dólar debilitado tiende a incrementar la demanda de crudo en países con una divisa fortalecida, subrayan los expertos.
Al cierre del mercado bursátil en Nueva York, el euro se cambiaba a $1,4810 después de tocar un valor mínimo de cambio de $1,4822.
El debilitamiento del dólar coincidió con una revisión a la baja por parte de la Reserva Federal de su previsión de crecimiento de la economía de Estados Unidos, que se situará entre un 1,8 y un 2,5 % en 2008, debido a los problemas del sector inmobiliario y al elevado precio del petróleo.
La Reserva había calculado antes que el ritmo de crecimiento económico se mantendría entre el 2,5 y el 2,75 % en el próximo año.
El fuerte repunte en el precio del petróleo de Texas ocurría también en paralelo al notable encarecimiento que registraban los contratos de gasolina y de gasóleo de calefacción, que en este último caso finalizó también en un nivel nunca visto antes en el mercado neoyorquino.
Los contratos de gasóleo para diciembre añadieron algo más de ocho centavos a su precio anterior y finalizaron a $2,6901 por galón (3,7 litros).
Los contratos de gasolina para ese mismo mes terminaron a un precio de 2,4515 dólares/galón, siete centavos más que el lunes.
La fuerte tendencia alcista en los precios de la gasolina y del crudo en el mercado mayorista tiene su reflejo ya en los valores de ese combustible en la venta al público, donde se mantienen desde hace días por encima de $3 el galón.
El sondeo divulgado por la asociación automovilista AAA, la mayor en EE.UU., situaba el precio medio del galón de gasolina regular en $3,09 a nivel nacional, 86 centavos más que hace un año.
Los operadores neoyorquinos recibirán el miércoles los datos más recientes del Departamento de Energía (DOE) sobre reservas de crudo y de combustibles almacenados en la pasada semana, entre otras variables, algo que suele incidir de inmediato en el ánimo del mercado y en la dirección de los precios.
Algunos expertos esperan incrementos cercanos al millón de barriles en las reservas de petróleo y de gasolina, y un descenso moderado en las existencias de destilados.
En el último informe divulgado hasta ahora por el DOE, correspondiente a la semana que concluyó el 9 de noviembre, las reservas de crudo aumentaron en 2,8 millones de barriles, el primer incremento en cuatro semanas.
Las existencias de destilados, que incluyen al gasóleo de calefacción y al diesel entre otros combustibles, mermaron sin embargo en 2 millones de barriles y dejaron el total en el nivel más bajo desde comienzos de septiembre.

Ver comentarios