Enviar
Crudo baja a $90 por barril

Mercado teme efectos de recesión en Estados Unidos sobre la demanda de petróleo

Nueva York
EFE

El precio del crudo de Texas persistió ayer a la baja y quedó en torno a $90 en Nueva York, en un ambiente de mayor inquietud por una posible recesión económica en Estados Unidos y el efecto que eso puede tener en la demanda de crudo y combustibles.
Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en febrero quedaron a $90,13 el barril (159 litros), después de restar $0,71 al precio anterior.
Los contratos de gasolina para entrega en febrero redujeron en $0,01 el precio del miércoles y finalizaron a $2,2668 el galón (3,78 litros).
El gasóleo de calefacción para ese mes terminó a 2,5035 dólares/galón, también en torno a $0,01 menos que el día anterior.
Los contratos de gas natural para febrero terminaron a $8,08 por mil pies cúbicos, $0,05 por debajo del nivel del miércoles.
El precio del petróleo WTI cerró ayer a la baja por tercera sesión consecutiva y ha regresado a los niveles que tenía hace un mes, en medio de un ambiente de mayor preocupación por un fuerte descenso de la actividad económica en Estados Unidos y un deterioro del empleo, que podría reducir la demanda de petróleo y productos derivados.
El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo ayer ante un comité de la Cámara de Representantes que la economía del país ha empeorado recientemente y que los riesgos de una caída en el crecimiento son más pronunciados, aunque añadió que la entidad no prevé una recesión.
La visión que ofreció Bernanke y otros datos que se difundieron ayer, relativos a la actividad en el sector de la vivienda y de la manufactura, agudizaron el tono pesimista en los mercados financieros y del crudo y así quedó reflejado en la fuerte caída que registró la Bolsa de Nueva York.
La tendencia bajista durante esta semana comenzó el martes, entre expectativas de que las reservas de crudo almacenadas en Estados Unidos, habrían subido en la pasada semana, lo que confirmó el Departamento de Energía al día siguiente.
Las reservas de petróleo subieron en 4,3 millones de barriles, más del doble de lo que se preveía, aunque el total, de 287,1 millones, es un 9,1% inferior al del pasado año.
Las existencias de gasolina aumentaron en 2,2 millones de barriles y las de productos destilados, que incluyen al gasóleo de calefacción y al diésel, subieron en 1,1 millones de barriles.
Ver comentarios