Enviar
Crucero canceló atraque

Carlos Jesús Mora
[email protected]

El paro de labores que ayer protagonizó el sindicato de trabajadores de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) le costó caro al país.
Un crucero de la línea Carnival Miracle con 2.300 turistas canceló ayer su llegada, pues tuvo que variar su recorrido por la suspensión de labores de este sindicato en el puerto de Limón.
El cambio de itinerario de la nave varió también el destino de los $276 mil que los visitantes hubiesen dejado en el país, partiendo del hecho de que aproximadamente cada turista desembolsa $120 diarios, según los análisis de la Cámara de Turismo.
Los sindicalistas se oponían ayer al proyecto de concesión de los puertos en la provincia.
Al cierre de edición se desconocía si, producto de este paro, otra embarcación de la firma Saga Ruby vaya a atracar en Limón hoy. Su llegada estaba prevista para las 5 a.m.
Tras el incidente las autoridades del país aseguran estar preocupadas pues Costa Rica se expone a una penalización por parte de la Conferencia Marítima Internacional.
“La sinrazón sindical nuevamente ha hecho perder millones de colones que dejaron de circular dentro de la necesitada economía limonense”, dijo Marco Vargas, ministro de Coordinación Interinstitucional, quien desde los inicios de esta administración ha tenido a su cargo las negociaciones con el sindicato de Japdeva.
Entre tanto, los representantes del sindicato exponen que el paro se justifica ante su oposición a los planes del Ejecutivo de dar en concesión los muelles del Caribe.
Ver comentarios