Enviar
Durante el último año las denuncias por presuntas irregularidades contra jerarcas de la administración no cesan
Críticas asestan golpe al gobierno

• En un año, tres ministros han sido separados de sus cargos por acusaciones de la oposición
• Analistas aseguran que la situación por la que atraviesa la administración Arias en su segundo año es “atípica”

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Las mieles del reconocimiento y gozo que recibió el gobierno de Arias en sus primeros 12 meses por la mayoría de los ciudadanos y sectores representativos, se transformaron en fuertes cuestionamientos en el segundo año.
En los últimos 12 meses las acusaciones y cuestionamientos contra el Poder Ejecutivo han sido pan de cada día.
Fue precisamente en setiembre de 2007 cuando se iniciaron los señalamientos de la oposición en contra de varios altos funcionarios del gobierno.
El recuento de los daños hasta el momento señala que tres funcionarios debieron dejar sus cargos y que hay fuertes cuestionamientos contra otras personas cercanas al gobierno.
La cadena de golpes contra algunas piezas del Poder Ejecutivo comenzó en setiembre de 2007, cuando se denunció una “campaña del miedo” a favor del referéndum del Cafta impulsada por el entonces vicepresidente Kevin Casas y el diputado Fernando Sánchez.
El último episodio se dio la semana anterior, cuando se descubrió el secreto mejor guardado de este gobierno: los detalles sobre la venta de bonos de deuda a la República Popular de China.
A lo largo de esta racha de situaciones engorrosas han estado involucradas personas en quienes el presidente Arias depositó su confianza, como el vicepresidente Casas, el ministro de Vivienda Fernando Zumbado y el jerarca de Seguridad Fernando Berrocal. Todos debieron dejar sus cargos.
Las críticas al Ejecutivo en estos últimos 12 meses han golpeado uno de los aspectos que mejor resguarda esta administración: su imagen.
En el último año la percepción favorable del presidente Arias y su gestión cayó en 11 puntos porcentuales, de acuerdo con las últimas encuestas de CID-Gallup para LA REPUBLICA.
“Ha sido un año muy intenso, de mucho cambio, todas estas situaciones son hechos aislados que deben verse de manera separada, en todo momento hemos sido transparentes en nuestra gestión, lo que hemos tenido son problemas en la comunicación”, consideró Roberto Thompson, viceministro de la Presidencia.
Es precisamente la transparencia de la que habla Thompson, el punto de ataque de quienes cuestionan a la administración.
“Cada día que pasa se evidencia la falta de transparencia de este gobierno, no pasa una semana antes que se descubra otra anomalía en el manejo de los fondos públicos”, cuestionó Ronald Solís, diputado de Acción Ciudadana.
La situación por la que atraviesa la administración Arias es considerada por los analistas como atípica, pues desde su punto de vista el desgaste de un gobierno empieza en su tercer año de gestión de cara a la siguiente campaña electoral.
“Hay varios factores que han propiciado este desgaste, entre ellos que varios de los ministros que hoy están fuera se extralimitaron en sus funciones. De igual manera ha faltado un cálculo político; el gobierno se ha cerrado en sus posiciones a la hora de dar determinada información, lo que ha generado muchas sospechas”, consideró Luis Guillermo Solís, analista político.
En la bancada oficialista resguardan al gobierno. Para la legisladora verdiblanca, Mayi Antillón, la discrecionalidad con que el gobierno ha abordado ciertos temas “obedece a consideraciones razonables y no a una malicia por ocultar información”.



Ver comentarios